Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís busca fórmulas para prorrogar el mandato del Síndic de Comptes al cumplir seis años

La coalición pide un informe jurídico a las Corts ante la posibilidad de volver a plantear la candidatura de Cucarella ya que ve ambigüedades en la ley de 2017 que entró en vigor cuando el actual Síndic Major ya ostentaba el cargo

El Síndic Major de Comptes, Vicent Cucarella

Los cambios en la ley de la Sindicatura de Comptes que se han producido en pleno mandato del actual Síndic Major, Vicent Cucarella, han dejado más dudas que certezas sobre si el actual fiscalizador de las cuentas públicas puede seguir en el cargo o tiene que dejarlo el próximo 20 de junio, cuando en teoría concluiría su tiempo al frente del organismo.

Pero solo en teoría porque no hay una certeza absoluta. Al menos en el grupo Compromís, la formación que promovió su nombre para que fuera Síndic de Comptes, un cargo de gran trascendencia porque es el máximo responsable del órgano que audita las cuentas de la Administración valenciana, entre ellos la Generalitat.

Y en un contexto de máxima igualdad y a un año de las elecciones de 2023, en el que podría producirse un cambio de color político, o no, que Cucarella siga al frente de la Sindicatura es un asunto relevante.

Así, ante la posibilidad de que pudiera seguir tras cumplir seis años, Compromís acaba de solicitar que los servicios jurídicos de las Corts elaboren un informe sobre el próximo proceso de renovación de Cucarella. Especialmente sobre el alcance de la limitación de mandatos introducida por la modificación de la ley en 2017, tanto en la elección de los síndicos como del síndic major y cómo afecta a las personas que ostentan actualmente esos cargos. 

La coalición, en el escrito que ha presentado la síndica, Papi Robles, lo que viene a plantear es que tienen dudas sobre la interpretación de algunos puntos que resultarían ambiguos y quiere conocer qué ocurriría en el caso, aún una hipótesis, de que Compromís optara por proponer de nuevo a Cucarella para una candidatura ante el proceso de renovación. Un nuevo mandato que sería clave porque podría garantizar que un cargo nombrado por el Botànic seguiría siendo el principal fiscalizador de las cuentas públicas a partir de 2023.

El Síndic de Comptes, Vicent Cucarella, en el centro

Lo que ocurre es la consecuencia de posibles ambigüedades en la ley que redactó el Botànic. Según Compromís, existe una tendencia creciente a introducir limitaciones de mandatos en la elección de cargos públicos, lo que genera situaciones de incertidumbre sobre aquellas personas que fueron escogidas bajo una regulación que no contemplaba esas limitaciones. Y aluden a pronunciamientos del Tribunal Constitucional que plantean que las causas de no poder elegir cargos públicos tienen que ser objeto de interpretación "restrictiva".

Con todo, Cucarella parece tener claro que le toca abandonar y que solo puede seguir como síndic pero no en el cargo de Síndic Major. De hecho, en marzo presentó un escrito en el que comunicaba a las Corts que finalizaba su mandato de seis años el 20 de junio de 2022, que es el plazo de seis años que empezaría a contar el 21 de junio de de 2016 cuando tomó posesión junto a Marcela Miró y Antonio Mira-Perceval.

Pero como fueron elegidos por la ley anterior, la de 1985, hay dudas sobre si debe contarse a partir de esta fecha. La modificación legal entró en vigor el 14 de noviembre de 2017, en tiempos del primer Botànic, y en ella se cambiaban aspectos de la ley original como el proceso de elección de Síndic Major que pasaba de depender del presidente de la Generalitat a hacerlo a través de las Corts.

La ley actual habla de un mandato de seis años no renovables. Pero la misma ley recoge que el Síndic Major que ostente el cargo en el momento de entrada en vigor de la nueva ley realizará un mandato de forma excepcional de tres años. 

  

Compartir el artículo

stats