Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig aboga por "armonizar" y no "recentralizar" los impuestos entre las autonomías

El 'president' reclama una "reforma fiscal en profundidad" que incluya el modelo de financiación autonómica

Puig interviene este miércoles en un foro sobre la vivienda. Levante-EMV

El verbo es importante, es el núcleo central de la oración y es el que marca la diferencia. Y no es lo mismo "recentralizar" que "armonizar", ni a efectos técnicos ni mucho menos a efectos políticos. Ximo Puig ha vuelto a marcar esa diferencia: su propuesta es la de "armonizar" y no "recentralizar" impuestos, tal y como ha expresado este miércoles al ser preguntado por las palabras del ministro José Luis Escrivà.

"No se trata de recentralizar, sino de en algunos ámbitos armonizar", ha indicado el jefe del Consell quien ha puesto de ejemplo que esta propuesta ya se habla "en el ámbito de la Unión Europea". La diferencia es más que terminológica. Armonizar significa poner un tipo mínimo común para todas las autonomías. Es decir, que Madrid o Andalucía no puedan eliminarlo y todas hayan de cobrar, como mínimo, un porcentaje. Recentralizar, sin embargo, significaría que los tributos volvieran al control del Estado y este los repartiera entre las comunidades.

Así, mientras Escrivà planteó el lunes la recentralización de impuestos como el de Patrimonio o el de Sucesiones (cedidos a las comunidades que pueden fijar exenciones y bonificaciones), Puig aboga por la "armonización" (que se establezca un máximo de cuantía para bonificar) para combatir el "dumping fiscal", es decir, la llamada competencia desleal o, en palabras de este miércoles, que la fiscalidad no sea "constantemente un mercadeo".

Y ya que el debate de los impuestos pasa por las comunidades autónomas, Puig repite como gota malaya la prédica valenciana: la reforma de la financiación. "Partimos de situaciones bien diferentes", ha indicado para reivindicar el cambio de modelo de reparto entre autonomías "para garantizar la igualdad de oportunidades". "No se puede huir de los grandes debates que acaban generando inestabilidad e incertidumbre", ha remarcado.

Puig ha señalado que él es partidario de que se aborde una "reforma fiscal en profundidad para garantizar aquello que dice la Constitución y es que paguen aquellas personas que tienen más capacidad". En este punto ha indicado los "muchos agujeros" que se encuentra el sistema como el impuesto de patrimonio o el de sucesiones, que favorecen las "deslocalizaciones".

Compartir el artículo

stats