Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios Sociales

Igualdad licita el primer centro público para enfermos mentales de València en los terrenos del antiguo psiquiátrico de Bétera

El de Bétera será el tercer Centro Específico para Personas con Enfermedad Mental Crónica (CEEM) público gestionado directamente por el IVASS, tras las reversiones de los centros de Albocàsser y Alcoi

Instalaciones del psiquiátrico de Bétera Eduardo Ripoll

El primer centro público para enfermos mentales crónicos de la provincia de València estará listo a principios del año que viene. Será en dos módulos del antiguo psiquiátrico de Bétera, y tendrá capacidad para 40 personas y trabajarán en el 67 profesionales de la salud mental.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta consellera de Igualdad, Aitana Mas, con la licitación de las obras de reforma de dos módulos del antiguo complejo psiquiátrico cedidos por la Diputación de València y que a partir de ahora gestionará el Instituto Valenciano de Servicios Sociales (IVASS). Las obras tendrán un coste de un millón de euros.

Se trata -cuando acabe la reforma- del primer Centro Específico para Personas con Enfermedad Mental Crónica (CEEM) público de la provincia de València. El resto de la red de salud mental es, en su mayoría privada, o concertada.

Así, Igualdad contará con uno de estos centros en cada una de las tres provincias, tras la reversión del CEEM de Albocàsser que pasó a ser público tras su gestión privada desde 2014 y luego la apertura del CEEM de Alcoi el año pasado tras años abandonado por el anterior gobierno del Partido Popular.

El centro de Bétera, en concreto, ya estaba en manos de Igualdad desde el año 2020, pero la pandemia hizo que se tuvieran que retrasar las obras de rehabilitación hasta hoy. Fuentes de Igualdad explican que se trata de dos módulos que estaban completamente en desuso hasta esta licitación. El resto del psiquiátrico continua siendo titularidad de la Diputación de València.

Reconstruir lo privatizado

La reforma de los módulos del psiquiátrico de Infraestructuras de Servicios Sociales, y está previsto que se siga invirtiendo en este ámbito, con la apertura más centros para enfermos mentales crónicos.

Por otra parte, Igualdad trabaja para aumentar el número de viviendas tuteladas para personas con trastorno mental que, como publicó este periódico, continúa siendo insuficiente pese a los esfuerzos de conselleria. La realidad es que la red pública de centros para personas con trastorno mental ha crecido un 32 % desde el año 2015 y en su mayoría es concertada o privada. Actualmente hay unos 130 pisos destinados a la integración de personas con trastorno mental.

La red de salud mental gestionada por Igualdad tiene 2.542 plazas en diferentes recursos; 1045 están en Valencia, 994 en Alicante y 553 en la provincia de Castelló. En 2015 había 1.708 plazas, la mayoría en la provincia de València, según datos proporcionados por conselleria.

Como ha reconocido la vicepresidenta Aitana Mas, el déficit de plazas en el ámbito de la salud mental es una reivindicación que se ha venido arrastrando durante años. Aunque Igualdad también remarca que se trata de un ámbito fuertemente liberalizado por los anteriores gobiernos de derecha.

Según ha explicado la vicepresidenta, con estas obras “se impulsa un modelo de recurso más humanizado y centrado en la atención especializada que necesitan las personas con trastorno mental grave”, y ha agradecido la colaboración y participación de la Diputación de Valencia en el nacimiento de este proyecto de carácter social y sanitario que pretende atender la enfermedad mental “desde una perspectiva integral”.

Los CEEM son centros destinados a personas con enfermedades mentales crónicas que no requieren hospitalización. Prestan un servicio de alojamiento y rehabilitación de estas personas "enfocando su actuación hacia la mejora de la autonomía personal y social y apoyando su normalización e integración comunitaria", según explica Igualdad.

Compartir el artículo

stats