...    
Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feijóo envía a su número dos a València para presionar a Sánchez por la sedición

Miguel Tellado asegura que el presidente del Gobierno es una "amenaza para el Estado de derecho" y exige a Puig posicionarse: "O está con el independentismo o está con los valencianos"

Puig y Mazón, este martes junto al presidente de la CEV, Salvador Navarro. German Caballero

El PP de Alberto Núñez Feijóo quiere agrietar la posición del PSOE sobre la reforma del delito de sedición a través de sus barones autonómicos, para lo que ha desplegado a varios altos cargos de Génova por territorios donde gobiernan los socialistas para exigirles un posicionamiento público sobre el debate, que presentan como una dicotomía entre estar a favor del independentismo o defender el Estado de derecho.

Así, el encargado de visitar la Comunitat Valenciana para presionar al president Ximo Puig ha sido Miguel Tellado, número dos de Feijóo y que ya visitó València a principios de mes para coronar a María José Catalá como candidata del PPCV a la alcaldía de la capital del Túria.

Tellado, que ha comparecido junto a Carlos Mazón, ha cargado con dureza contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Bordeando de nuevo el cuestionamiento a su legitimidad al estilo de Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que el líder del Ejecutivo es un "rehén" de sus socios "radicales", que ha entrado en una "deriva alarmante" en la que "no tiene límites y está dispuesto a todo" y que es "una amenaza para el Estado de derecho".

Tellado ha "exigido" a Puig, como barón socialista, que se pronuncie sobre la reforma del delito de sedición porque "parar a Sánchez está en su mano". Así, ha propuesto a Puig dos fórmulas para desmarcarse de Sánchez: salir públicamente a expresar su disconformidad o votar en contra con sus diputados valencianos en el Congreso.

"Si es un verdadero demócrata debería hacer valer la fuerza que tiene", ha expuesto Tellado. De lo contrario, ha añadido, Puig será "cómplice y partícipe de la peor decisión que quiere tomar Sánchez". "O está con el Estado de Derecho o está con Sánchez, ese es el dilema de Puig. O está con el independentismo o está por la defensa de los intereses valencianos", ha rematado.

Mazón 'valencianiza' los efectos

Por su parte, Mazón ha presentado a la Comunitat Valenciana como un territorio directamente afectado por la modificación legal planteada por el Gobierno central. Según el alicantino, la reforma cumple los "anhelos del independentismo catalán, que no deja de asomar sus tentáculos sobre la Comunitat Valenciana".

El pacto para el cambio de la sedición se ha cerrado en el Congreso con un pacto entre el PSOE "y sus socios", pero Mazón ha defendido que esa misma realidad "la observamos también en la Comunitat Valenciana". Por ello, también ha exigido a Puig posicionarse: "que diga si está a favor de los que delinquen y los que quieren los països catalans con dinero de los valencianos o con los que queremos mantener los principios constitucionales".

Compartir el artículo

stats