Finalmente la enseñanza agrupando asignaturas no se mantendrá como obligatoria en los institutos el curso próximo, ni siquiera en 1º de la ESO como contemplaba la normativa de Educación hasta ahora.

Este método de aprendizaje lo impuso la Conselleria de Educación tras la pandemia con el objetivo de hacer más amigable y cercano al alumnado el tránsito desde 6º de Primaria al instituto en 1º de ESO, pero los tribunales lo echaron para atrás este curso con una cautelarísima a raíz del recurso presentado por los representantes sindicales de UGT, por lo que ya es voluntario pero por prescripción jurídica.

Antecedentes

Desde Educación sopesaron en su momento que a lo largo de este curso se volvería a convocar a los claustros de los institutos para que valoraran y argumentaran los pros y contras de la nueva metodología, como se hizo antes de arrancar este año en septiembre, de modo que dejaron en el aire la decisión final para el curso próximo.

Sin embargo, y a raíz de nuevas encuestas actualizadas entre el profesorado, en este caso llevadas a cabo por ANPE en la totalidad de los centros de Secundaria de toda la Comunitat Valenciana, la decisión de Educación ha resultado ser que dejará como voluntario enseñar agrupando materias incluso desde 1º de la ESO.

Autonomía

“Dentro de su autonomía pueden optar a aplicarlo o no —detallan responsables educativos a preguntas de Información—. Nuestra previsión respecto al próximo curso es continuar apostando porque los centros educativos que de manera voluntaria acuerden implantar la enseñanza por ámbitos en 1º o 2º de ESO cuenten con todos los recursos, apoyo y asesoramiento necesario para desplegarla”.

Sin embargo, es precisamente esa falta de medios y de asesoramiento lo que inclina a los centros de Secundaria a dejar de impartir varias materias del mismo ámbito o área con el mismo profesor en cuanto sea posible.

A preguntas del diario confiesan mayoritariamente que si se llevan a cabo ahora, tras las votaciones de los claustros, es porque los horarios del curso ya se habían organizado teniendo en cuenta que inicialmente era obligatorio enseñar así en 1º de ESO, pero que sería muy distinto si lo hubieran podido organizar antes.

Los claustros votaron em septiembre la metodología de enseñanza. Juani Ruiz

Encuesta

La reciente encuesta llevada a cabo por ANPE concluye que apenas un 7 % de los institutos prorrogan voluntariamente este aprendizaje en segundo curso de ESO, por lo que el sindicato sostiene que “son claros en contra de la imposición por parte de la Conselleria de Educación de los ámbitos como sistema de organización curricular”.

Por su parte, desde la propia conselleria abundan que “seguimos defendiendo que la enseñanza por ámbitos es la mejor forma de facilitar la transición entre Primaria y Secundaria y disminuir el fracaso escolar y el abandono educativo y, por esta razón, acompañaremos a todos aquellos centros que de forma voluntaria adopten este cambio metodológico”, a lo que anima a sumarse al profesorado pese a los contundentes resultados de la nueva encuesta.

Voluntario

Lo que sí descartan los responsables educativos es mantener el decreto de currículo de Secundaria, que obligaba en primer curso a enseñar por ámbitos o áreas similares de conocimiento: social, lingüístico o científico sin esperar a una resolución ya definitiva por parte de los tribunales.

Tras la cautelarísima del TSJ se sucedieron los recursos desde los sindicatos para instar a que haya una sentencia firme al respecto, pero Educación no va a esperar este fallo.

Ya ha tomado una decisión y "acompañará" a los centros que quieran mantener la enseñanza agrupando asignaturas similares para un mismo profesor.