Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ritos del arzobispo Benavent

El hasta ahora obispo de Tortosa y sucesor del cardenal Cañizares entrará a la diócesis por Benavites el próximo viernes y empezará con una apretada agenda que culminará el sábado con la toma de posesión en la catedral

Los ritos del arzobispo Benavent

Relevo en la Seu. El próximo sábado 10 de diciembre Enrique Benavent Vidal tomará posesión del cargo como nuevo arzobispo de la Seu poniendo fin a ocho años de pontificado de monseñor Antonio Cañizares. Tras varias semanas con actos cargados de simbolismo, visitas pastorales y la última eucaristía el domingo pasado en la catedral, rodeado de autoridades políticas, el cardenal Cañizares acompañará a la futura cabeza de la Iglesia valenciana en las horas previas a los actos que tendrán lugar en la seo. Todo está programado al milímetro.

La toma de posesión del nuevo arzobispo de València, Enrique Benavent Vidal (Quatretonda, 1959), empezará casi veinticuatro horas antes. En la víspera, como marca la tradición. Se trata de ritos muy antiguos en algunos casos, o incorporados más recientemente en otros. Si Antonio Cañizares hizo su entrada en la diócesis hace ocho años por Villargordo del Cabriel, la máxima figura de la Seu lo hará por Benavites. Se trata de la primera parroquia de su nuevo territorio viniendo por carretera desde Tortosa.

En esta localidad del Camp de Morvedre, de apenas 653 habitantes, será recibido en la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles. Allí le aguardará el vicario general de la archidiócesis, Vicente Fontestad, junto a la denominada Comisión de Acogida, con el alcalde, Carlos Gil, y autoridades civiles, el Consejo de Pastoral Parroquial, vecinos y los sacerdotes del Arciprestazgo. Oficiará una celebración de la Palabra, con su primera alocución a los que ya serán sus feligreses.

La siguiente parada de esta apretada y casi frenética agenda será en el monasterio de Santa María del Puig, donde en 1237 San Pedro Nolasco descubrió la imagen de una Virgen en un montículo y Jaume I ordenó posteriormente construir el edificio. En este caso será el prior y los religiosos mercedarios quienes acompañarán a Benavent en una nueva oración, esta vez a la Virgen del Puig. Acto seguido visitarán la tumba del pare Jofré, fundador del primer hospital psiquiátrico del mundo e iniciador de la devoción a la Mare de Déu.

Comida en el Seminario Mayor

Una hora después será el Seminario Mayor la Inmaculada de Moncada otro de los escenarios señalados. Allí le aguardará el cardenal Cañizares, el rector Fernando Ramón, los seminaristas y los formadores. Papel este último que conoce bien Benavent. «Es como mi casa», señaló en una entrevista a Levante-EMV días después de su nombramiento por el papa Francisco. En los amplios salones con vistas a los cuidados jardines de recinto religioso compartirá comida con su nuevo equipo y los futuros curas.

Sin apenas tiempo para reposar postre y café, el destino prefijado es el colegio Jesús-María en València. Joan Ribó, Ximo Puig, con quien guarda una buena relación, Enric Morera, Toni Gaspar y Carlos Mazón son algunas de las autoridades civiles invitadas. Dos actos privados cerrarán la jornada: la celebración solemne de las Vísperas en la capilla de Nuestra Señora del Socorro y la cena de Benavent y Cañizares con la comunidad religiosa.

La pernoctación será en el mismo centro, costumbre que se remonta al siglo XVI e iniciada por Santo Tomás de Villanueva cuando al llegar a València en 1544 y hallar las puertas de la ciudad cerradas tuvo que pasar la noche en el convento más cercano a las Torres de Quart, que era el del Socorro. El actual colegio está edificado sobre aquella antigua construcción agustina. A las nueve en punto de la mañana , revestido con el traje coral, ya saldrá hacia el Arzobispado.

Compartir el artículo

stats