La línea de financiación que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha otorgado a la startup valenciana 'Nadie sin su ración diaria' con cofinanciación europea a través del Programa Operativo Feder 2014-2020 ha sido reconocida por el Ministerio de Hacienda y la Comisión Europea como la mejor práctica europea en la categoría regional por el "correcto uso de los fondos europeos", al evidenciar y reflejar en todo momento "el apoyo directo de la UE al emprendimiento, la innovación y a las pymes europeas”.

De hecho, tal y como quedó en evidencia durante el Acto Anual sobre Política Regional y Fondos Europeos, organizado por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, uno de los aspectos más destacados del proyecto ha sido “además del espíritu solidario y emprendedor de la iniciativa, la correcta gestión de la estrategia de comunicación, evidenciando tanto la Generalitat como la propia empresa el apoyo directo de la UE a través de los fondos Feder con los que ha contado”.

36

La crisis energética y la inflación llenan las colas del hambre de València Fotos: Miguel Ángel Montesinos.

La startup valenciana 'FoodRation4All' se he hecho con la primera posición en una terna de semifinalistas en los que competía con los proyectos cofinanciados por fondos Feder de Baleares y Castilla–La Mancha, aunque finalmente el jurado ha puesto en valor “el carácter social de esta iniciativa", que tiene como objetivo acabar con las ‘colas del hambre’ a través de la digitalización de un sistema de donaciones a los bancos de alimentos para favorecer la inclusión social de las personas que necesitan ayuda.

Crecimiento económico y compromiso social

“Para la Generalitat es motivo de satisfacción haber podido ayudar y respaldar económicamente a través del IVF ideas como la de ‘Nadie sin su ración diaria’, que a través del emprendimiento aúnan digitalización, crecimiento económico y compromiso social”, ha señalado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Arcadi España, quien ha agradecido al CEO de la compañía, Kilian Zaragoza, “el espíritu solidario de su empresa, fomentando el compromiso social de la ciudadanía, respaldando a los bancos de alimentos y, sobre todo, dignificando la vida de las personas más necesitadas”.

Por ello, ha proseguido el máximo responsable de las finanzas valencianas tras su reunión con Kilian Zaragoza, “vamos a continuar dando el apoyo e impulso necesario a proyectos solidarios como este, que puedan avanzar firmemente hacia una mayor inclusión y garantía de derechos para toda la ciudadanía”.

El proyecto ‘Nadie sin su ración diaria’, de la empresa FoodRation4All, se enmarca dentro de la línea de Préstamos Participativos en Coinversión con inversores privados del IVF, a través de la que se ofrece financiación para el crecimiento y desarrollo de empresas de reciente creación, priorizando aquellos proyectos de inversión que conlleven un alto grado de innovación. Estos recursos están cofinanciados al 50 % por el programa Feder Comunidad Valenciana.

Así, el objetivo es dotar de fondos a empresas de reciente creación, priorizando la innovación, a través de la coinversión junto a otros inversores privados en proyectos desarrollados por empresas cuya sede social, establecimiento o sucursal de producción o de desarrollo de actividad se encuentre radicado en la Comunitat Valenciana.

Donaciones de alimentos

FoodRation4All, que obtuvo un préstamo cofinanciado por el IVF y Feder por importe de 232.500 euros, se dedica al desarrollo de proyectos de conciencia y mejora social, enmarcados todos ellos en el ámbito de la alimentación. Su proyecto principal se conoce con la denominación ‘Nadie sin su ración diaria’ y consiste en la digitalización de un sistema de donaciones de alimentos, que tiene como objetivo facilitar el proceso de donaciones y favorecer la inclusión social de las personas que necesitan recibir ayuda alimentaria a través del Banco de Alimentos.

Gracias a una serie de herramientas tecnológicas, las personas donantes envían directamente sus aportaciones a los bancos de alimentos, quienes las reparten entre las personas beneficiarias mediante la utilización de una tarjeta monedero.

Para ello, el sistema se asienta sobre la base del establecimiento de líneas de colaboración con las empresas líderes en el sector de la alimentación a través de puntos ubicados en los propios supermercados.