Primeros presupuestos de PP y VOX

La inversión de FGV cae 64 millones con el plan de mejoras de frecuencias por «estrenar»

La gestora de los ferrocarriles reduce la cuenta global de 315 a 282 millones y el presupuesto para obras de 85,9 a 21,6 millones

La consellera de Infraestructuras, Salomé Pradas en la visita al Realón el pasado 29 de agosto.

La consellera de Infraestructuras, Salomé Pradas en la visita al Realón el pasado 29 de agosto. / Levante-EMV

La empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV)también ve reducido su presupuesto global y de inversiones en el proyecto de presupuestos de la Generalitat, presentado el pasado lunes por la consellera de Hacienda, Ruth Merino. 

La empresa pública FGV, de quien depende tanto la gestión de Metrovalencia como el TRAM de Alicante, contará el próximo año con 282,4 millones de euros para su funcionamiento, lo que supone 33 millones menos que el dinero presupuestado en el último presupuesto del Consell del Botànic cuando se previó que los ferrocarriles valencianos recibieran 315 millones, sobre el papel.

Aunque el mayor tijeretazo en las previsiones para el próximo año se refleja en la previsión de inversiones que se reduce desde los 85,9 millones previstos en las cuentas de este año frente a los 21,64 millones de inversiones reales que se refleja en el proyecto de presupuestos de la empresa pública que gestiona los ferrocarriles autonómicos valencianos. Como es habitual en las empresas públicas, se desconoce el desglose de estas inversiones que deberá esperar a la comparecencia de la consellera Infraestructuras, Salomé Pradas, en las Corts para detallar las cuentas del próximo año. 

El descenso del presupuesto coincide con el Plan de mejora de frecuencias de la red de Metrovalencia presentado en febrero de 2021 con una dotación de 235 millones de euros que aún no se ha «estrenado» oficialmente. De esta cantidad, en las líneas de metro estaba previsto que se invirtieran 90 millones de euros para desdoblar tramos de vía única, aumentar los puntos de escape y cruce en diferentes tramos en superficie, suprimir pasos a nivel, y modernizar enclavamientos y sistemas de protección de trenes. 

La inversión prevista para la red tranviaria ascendía a más de 127 millones de euros y comprende la adquisición de nuevas unidades y actuaciones de mejora en la red de tranvía de Metrovalencia. 

De estas previsiones se han ejecutado obras como las realizadas entre Torrent y Castelló que obligaron a cerrar al tráfico este trayecto en agosto y también entre los tramos l’Eliana-Llíria y entre Les Carolines y Fuente del Jarro. En una visita de la consellera al apeadero del Realón en Picassent a finales de agosto la consellera anunció que la Generalitat iba a invertir 32,1 millones en diversas líneas de Metrovalencia, pero no especificó el periodo temporal. 

El Consell asume la deuda de FGV

La Generalitat vovlerá a asumir la deuda de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en los presupuestos de 2024, según consta en la exposición de motivos del proyecto de ley de presupuestos de la Generalitat. El artículo 51 refleja que «la Generalitat asume la carga de la deuda de FGV correspondiente a 2024. El importe de la deuda amortizada se constituye en aportación de la Generalitat para incrementar el fondo patrimonial de FGV». Una decisión que supone que la deuda que genera la empresa pública gestora de los ferrocarriles a lo largo de su ejercicio será compensada directamente por el Consell.   Al respecto se prevé que «la persona que tenga asignada la titularidad de la conselleria con competencias en materia de hacienda autorizará las operaciones de tesorería y adoptará las medidas necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en el presente artículo». Y que permitiría a Ruth Merino inyectar dinero cuando se requiera. L. B./D. A. San José València