Arcadi España: El engranaje crucial en los ocho años de presidencia de Puig

Arcadi España, del PSPV, esta mañana en las Corts

Arcadi España, del PSPV, esta mañana en las Corts / José Cuellar/Corts

Alfons Garcia

Alfons Garcia

La noticia saltaba antes de que se imprimiera en el BOE, algo que a un purista como Arcadi España siempre inquieta, pero ya no valía la respuesta que el eterno escudero de Ximo Puig venía repitiendo desde hace semanas, cuando sonaba su nombre para algún cargo de alta representación: «Estoy más cerca de ser secretario general de la OTAN...» También lo repetía estos días, cuando circuló el rumor de Política Territorial. Así es la vida, Puig no será el ministro de esta área, la que más encajaba con su trayectoria y características, pero su ‘hereu’ será pieza clave en el departamento, a cuyo frente está el expresidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. Es la prueba de que Pedro Sánchez y Ferraz están diciendo mucho en la confección del segundo escalón. La política de estos tiempos está llena de paradojas.

¿Quién es Arcadi España? Un perfecto desconocido fuera de la Comunitat Valenciana, pero el engranaje fundamental en los ocho años de presidencia de la Generalitat de Ximo Puig. Su mano derecha, su colaborador de máxima confianza, en la primera legislatura como director del gabinete de Presidencia, y su extensión en el Consell en la segunda, como titular de Territorio en primer lugar y luego de Hacienda. España ha sido un vicepresidente sin cargo, para que se entienda.

La designación lo devuelve ahora a la primera línea de la gestión política, en un puesto clave para la agenda valenciana. Aunque este Gobierno se ha demostrado muy monclovita, Política Territorial debe tener un papel clave en el modelo de España. O de las Españas. Habrá que ver hasta qué punto tiene algo que decir en el encaje de Cataluña, pero en teoría el sintagma ‘política territorial’ debería incluir algo de eso. De talante dialogante y moderado (para los más cercanos la palabra socialdemócrata se inventó para él, con lo bueno y lo malo), en alguna parte de ese encendido debate le tocará entrar.

La designación reaviva asimismo la carrera política de Arcadi España después de un breve paso como síndico adjunto socialista en las Corts.

Con Arcadi España se cumple aquello de que la vida avanza en espiral. Vuelve a Madrid, allí donde empezó a fajarse políticamente: se estrenó en tiempos de Rodríguez Zapatero como asesor del Ministerio de Trabajo y, después, en el Ministerio de la Presidencia. Vuelve con el pelo más blanco y otras maletas: la de exconseller y miembro de la ejecutiva federal del PSOE desde 2021. Aquel día de octubre, al ser proclamado, primero abrazó a Puig y luego a Sánchez (en los gestos está el discurso).

Economista de carrera (fue alumno de Vicent Soler en las aulas), a España el socialismo le viene en vena: es hijo de un histórico del partido en la comarca de la Ribera. Ahora le toca intentar poner mesura en el debate territorial.