Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Bicicleta Teatre echa el cierre a sus 30 años de trayectoria con una exposición

El grupo que desde finales de los 80 dirigió Antoni Martínez reúne folletos, carteles, fotos... en la Casa de Cultura de Xàtiva

Laura Salinas, en una actuación de La Bicicleta Teatre en Sant Onofre, en Xàtiva, en 2016.

Laura Salinas, en una actuación de La Bicicleta Teatre en Sant Onofre, en Xàtiva, en 2016. perales iborra

La Bicicleta Teatre ya no existe como compañía teatral; ofreció su última representación en uno de los actos del II Centenari de Blai Bellver: en concreto, en la presentación del libro El parlar del tinguem, de Vicent Bataller. Fue en Sant Doménec, el pasado 30 de noviembre. «Ese día fue como la muerte del grupo... pero faltaba el entierro», bromea el profesor Antoni Martínez, fundador y director de la conocida formación.

Ese funeral con honores ya tiene fecha: el próximo día 20, en la Casa de la Cultura de Xàtiva se estrena una gran exposición que recorre las tres décadas de trayectoria de La Bicicleta: fotografías, carteles, recortes de prensa, publicaciones, piezas de vestuario... Martínez trabaja contra el reloj para dar cabida a la mayor cantidad posible de material. «Pero llega un momento que hay tanto, que tenemos que cortar ya y montarla con lo que hay. Que es muchísimo», explica. Son días de trajín para los componentes de la extinta compañía. Uno recupera de su casa unas viejas fotos de 1993; otro rescata folletos y dípticos de actuaciones casi olvidadas; guiones con tachones y subrayados; una reseña en prensa les retrotrae a una función de hace 25 años... La actividad de La Bicicleta ha sido de tal intensidad que una cronología de todas sus actuaciones (del gran estreno a la modesta lectura de poemas en una conferencia) muestra la verdadera dimensión del grupo.

Laura Salinas, David Alcocel, Rafa Tortosa, Inma Bellver, Toni Martínez Mollà, Juanma, Sara Vilar, Cati Moral... La compañía ha sido un vivero de gente creativa y ha mantenido todo este tiempo un núcleo duro de componentes, siempre bajo la batuta de Martínez, con entradas y salidas de gente como el periodista Josep Lluís Fitó, actor en la primera época. Montajes como Històries de (llit) eratura, Ai, la dona o la colosal puesta en escena de El collar de la coloma en el castillo de Xàtiva, en el estreno como espacio escénico donde luego vendría Nits al Castell, son algunos de los mayores hitos.

No es exagerado, por otro lado, asegurar que decenas y decenas de vecinos de Xàtiva conocen los versos de Vicent Andrés Estellés gracias al apostolado poético de la Bicicleta. Desde aquel inicial Paraula de poeta a los incontables recitales y lecturas, la compañía ha difundido la obra del autor de Burjassot hasta la extenuación. Un empeño tan noble que por si solo merece ya el reconocimiento.

Compartir el artículo

stats