Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Biblioteca Quatretondenca publica una novela inédita de la agullentina Milagros Espí

La obra se presenta este viernes en la sala de la biblioteca de la localidad de la Vall d'Albaida, a las 19 horas

La Biblioteca Quatretondenca ha editado una novela inédita de la escritora agullentina Milagros Espí (1906-1999). La obra, bajo el título de 1808, se presentará mañana viernes a las 19 horas en la Biblioteca Pública de Quatretonda, en un acto que contará con la intervención de Emili Casanova, profesor de la Universitat de València y miembro de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL). El también agullentí se ha encargado de la edición de esta novela.

La obra que se presenta mañana es el volumen número 3 de la seria Valbaida (la Vall d'Albaida) de los libros coleccionables que está editando la Biblioteca Quatretondenca, en colaboración con los ayuntamientos de Agullent y Quatretonda, y el Institut d'Estudis de la Vall d'Albaida, IEVA.

1808 es una novela histórica, hasta ahora inédita, que se presentó en 1934 a los premios de Lo Rat Penat. La narración del libro se desarrolla en València, entre los meses de mayo y junio del año del título del libro, sobre unos hechos y personajes que la autora entrelazó en una doble historia de amor entre personas de diferentes clases sociales y que acabarán por convertirse en líderes destacados del alzamiento popular contre el francés. Una obra reivindicativa de la época foral, según Casanova, con una trama ágil que mantiene la atención continua del lector pese a que el estilo, como le corresponde a una publicación de principios del siglo XX, no es moderno, recalcan desde la Biblioteca Quatretondenca. La historia contiene elementos que a los lectores de la Vall les pueden resultar cercano, y es que dos de los personajes mantienen una estrecha relación con un pueblo de la sierra, en el que se criaron, y que sin duda es Agullent, municipio natal de Milagros Espí.

La autora de la novela ahora editada, por su condición de mujer y por un entorno familiar muy religioso y tradicional, no la dejaron estudiar Magisterio, ni dedicarse a la escritura, que se consideraba «una cosa fea e indecente en una mujer». De ahí que Milagros no escribiera nunca de manera profesional, mientras que sí lo hizo su marido, Jesús Morante, maestro y autor de obras teatrales. Espí ayudó en la escritura y en la revisión de textos a su esposo, aunque, según recalca Emili Casanova, su nombre no figuró nunca al lado del de su marido y su pretensión «se limitó a escribir obras cortas para los Jocs Florals, en los que ganó diversos premios».

La edición de Emili Casanova de 1808 para la Biblioteca Quatretondenca (bq) ha respetado el texto escrito, excepto la regularización de la ortografía y la eliminación de grafías castellanizadas, pero manteniendo aspectos morfológico y léxicos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats