Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El atleta Octavio Pérez entrena a corredores africanos desde Xàtiva

Ofrecen a los atletas una vivienda digna, material y asesoramiento para competir

El atleta y preparador físico Octavio Pérez, en su casa de Xàtiva, desde donde dirige los entrenos del proyecto «Sky Runner Kenia» | PERALES IBORRA

El atleta y preparador físico Octavio Pérez, en su casa de Xàtiva, desde donde dirige los entrenos del proyecto «Sky Runner Kenia» | PERALES IBORRA

Desde la victoria de Jesse Owens sobre las teorías de la supremacía aria, con cuatro medallas de oro en el Berlín de 1936, hasta el último récord del mundo en 10.000 metros conseguido por Joshua Cheptegei en València, hace poco más de un mes, las páginas de la historia del atletismo están copadas por los nombres de atletas de raza negra, vencedores en una inmensa mayoría de pruebas. Son pocas las que les quedan por conquistar. Una de ellas son los «trails» de montaña, competiciones en las que aún no se han introducido. Si el panorama cambia en los próximos años, uno de los motivos será el proyecto Sky Runner Kenia, una iniciativa deportiva y solidaria organizada desde Xàtiva. No en vano, detrás lleva la firma de Octavio Pérez, reconocido atleta setabense con varios premios a nivel nacional y europeo, preparador físico y entrenador de diversos atletas de primer nivel. Pese a su experiencia, reconoce haberse sorprendido con los dieciocho atletas que ha apadrinado la iniciativa, tanto por su genética competitiva como por su fuerza mental. «Son unos cracks. Sus condiciones les han hecho fortísimos».

El objetivo de la iniciativa es llevar a los corredores captados a la élite mundial de las carreras de montaña. Pero en un país como Kenia, la vía deportiva es también una oportunidad —quizá la única— para escapar de la penuria. «El atletismo es el único medio vital que pueden tener para salir de la pobreza. Con el proyecto de Sky Runner buscamos brindarles esa posibilidad», sintetiza Pérez. El campus de alto rendimiento que el proyecto ya ha creado en la aldea de Iten, en el Valle del Rift de Kenia, y que ya está en funcionamiento, brinda esta oportunidad de futuro. También una vivienda gratuita a los dieciocho corredores con que ha echado a andar la iniciativa, lo que representa es una diferencia sustancial. La residencia cuenta con tres bungalows a estos efectos y con un espacio abierto de 600 metros cuadrados, en los que los atletas realizan sus ejercicios de preparación. «Les facilitamos sus condiciones de vida, por un lado, y por otro monitorizamos su preparación física, de forma más profesional, para que les sea más sencillo dar el salto a la competición en Europa», cuenta Pérez.

Desde Xàtiva, Octavio Pérez ha fundado y coordinado la puesta en marcha de Sky Runner Kenia. Según cuenta, la iniciativa echó a rodar a principios de este mes de septiembre, a partir de la colaboración de Pérez con Víctor Navarro, presidente del Club Atletismo Calatayud, y con el valenciano Franc Beneyto. Éste último, creador de la marca FBR, ha facilitado el material deportivo del proyecto, con la donación de 4.000 euros en zapatillas de competición. Navarro, junto a la manager Pilar Díez, ha asumido toda la gestión burocrática para que los atletas puedan competir en Europa. Y Octavio Pérez se encarga de la parte física: él diseña todos los programas de entrenamiento, con la ayuda de Ben Mutai, el único componente del equipo técnico del proyecto que trabaja en Kenia, encargado de dirigir los entrenos sobre el terreno, en el centro de alto rendimiento.

Hasta ir a una Olimpiada

A la oportunidad vital que el Sky Runners Kenia representa, el proyecto añade unos objetivos deportivos ambiciosos para sus atletas: el campeonato del mundo de Trail Running, romper la barrera de una hora en media maratón y estar presentes en los Juegos Olímpicos de Tokyo del año que viene, entre otros. Según las impresiones de Octavio Pérez, estas metas no representan un brindis al sol: «Su genética es de otro mundo. Tienen una facilidad para recuperarse de entrenamientos alucinante. Además, saben que han de ser los mejores para poder viajar a Europa, por lo que su mentalidad es otra ventaja competitiva», explica, confiado en los corredores que ha apadrinado el proyecto. Puede que, en pocos años, los atletas de Kenia ya se dejen ver en los podios de montaña.

Compartir el artículo

stats