Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva activa la disciplina urbanística y exige la limpieza de catorce solares

Los propietarios tienen 60 días para retirar los residuos y vallar las parcelas antes de ser multados

Solar repleto de residuos emplazado junto a las pistas del polideportivo de Les Pereres. | PERALES IBORRA

El Ayuntamiento de Xàtiva ha enviado esta semana un total de catorce órdenes de ejecución para la limpieza y realización de obras en diferentes solares de la ciudad. La mayor parte de las parcelas se encuentran ubicadas en el sector del municipio conocido como Les Pereres. Se trata de una zona de expansión donde se encuentra el polideportivo municipal y donde en los últimos años se ha acumulado una gran cantidad de terrenos por desarrollar cuyos dueños esperaban rentabilizar durante los años del auge del ladrillo. Al final, no pudieron lograr su objetivo como consecuencia de la crisis.

Nacho Reig, responsable municipal del departamento de Urbanismo, asegura que el ayuntamiento ha intensificado la disciplina urbanística durante los últimos tiempos: «En este caso concreto hablamos de un sector muy grande, que ha sido peinado por la inspectora de obras. Junto a los requerimientos enviados a los propietarios privados también se han adecentado un total de siete parcelas públicas», subraya el regidor.

Una vez desarrollado el trámite administrativo, los propietarios cuentan con un plazo de diez días para presentar alegaciones. Traspasado este intervalo, disponen de dos meses para ejecutar las tareas de limpieza y los trabajos de vallado de la parcela y/o cierre de los accesos a la misma.

En caso de no acatar el requerimiento, el ayuntamiento tiene la potestad de imponer sanciones mensuales del 10 % del importe de los trabajos a realizar en el solar. Si se llegan a interponer diez multas, el consistorio cuenta con la posibilidad de realizar los trabajos de limpieza y adecuación de forma subsidiaria. «Normalmente la gente suele hacer caso. Algunos de solares también están en manos de firmas privadas como bancos. Todos tienen la obligación de actuar», desgrana Reig.

El representante municipal reconoció que hasta al ayuntamiento han llegado quejas de vecinos: «No son la razón de nuestra actuación ni hemos tenido una avalancha o manifestación. Eso sí, también las tenemos en cuenta. Lo que ha habido es una instrucción específica de entrar en un sector deteriorado y muy abandonado», incide. «Dar con todos los propietarios no es fácil, es un trabajo arduo en el que han colaborado los profesionales del departamento de disciplina urbanística, que creo que funciona muy bien», declara a continuación.

Cicatrices del «modelo Rus»

El teniente de alcalde también apunta que hay otras zonas de la ciudad bajo vigilancia y hace hincapié en que todos los solares sin uso deben estar en buenas condiciones: «En el polígono Meses o el sector del Palasiet también nos encontramos con situaciones similares. En muchas ocasiones vemos que son restos de promociones urbanísticas. Son las cicatrices en la ciudad que dejó el desaforado modelo de Rus».

Compartir el artículo

stats