Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otos incorpora un reloj solar de tipo andalusí a la ruta visitable

La próxima clépsidra homenajeará a los «cistellers» de la localidad

Los operarios del ayuntamiento de Otos han sido los responsables de la instalación del nuevo dispositivo de tipo andalusí. | LEVANTE-EMV

El ayuntamiento de Otos ha incorporado un reloj solar de tipo andalusí a la ruta visitable que desde hace años se ha convertido en uno de los atractivos turísticos del municipio de la Vall d’Albaida. El nuevo dispositivo ha sido instalado por los operarios de la brigada municipal, que han seguido las instrucciones del gnomonista Joan Olivares. Los grabados han corrido a cargo de Pere Pont. Olivares atendió ayer a Levante-EMV y explicó que la nueva instalación se suma al reciente dispositivo solar indicado para discapacitados: «Creo que con estos dos nuevos relojes solares, en el pueblo habrá instalados más de 30 montajes de este tipo en lugares públicos. Si contáramos los que hay en sitios privados igual hasta llegaríamos a cuarenta».

El reloj solar marca las horas del rezo y los puntos cardinales. | LEVANTE-EMV

El especialista también apuntó que en un proyecto de este tipo se han de seguir indicaciones precisas y que cada vez que diseña un nuevo reloj solar intenta conectar con algún episodio de la historia local: «Hay un dispositivo relacionado con la carta de repoblación de 1611 y me pareció una buena idea pensar también en una instalación que recuerde a la etapa musulmana de Otos», comentó.

Los relojes de sol de tipo andalusí datan de los siglos X y XI y se usaron en los territorios del antiguo Al-Andalus, de los cuales formaba parte la C. Valenciana. Olivares comentó que los pocos relojes solares de este tipo que aún se conservan se han encontrado en la actual Andalucía: «En Sagunt descansan los restos de un antiguo reloj de época islámica del cual no se ha podido averiguar el funcionamiento por carencia de datos técnicos».

A su vez, especificó que las clepsidras de época morisca son dispositivos especiales, con características muy marcadas: «Suelen ser cuadrantes horizontales y suelen estar grabados sobre piedra de mármol. Señalan las llamadas horas temporarias, las horas de rogar islámicas y los cambios de estación; además de los puntos cardinales».

«Queremos homenajear a los moriscos expulsados del país y, particularmente, a los que vivieron en Otos durante los ocho siglos en que la cultura musulmana fue dominante», prosiguió.

En la parte baja de la placa se han grabado varios nombres de pobladores de la época, entre los que se encuentra una mujer.

Compartir el artículo

stats