Proyectan el primer parque solar de Xàtiva con 6.000 placas en el Carraixet

Una empresa murciana presenta los estudios para instalar una planta fotovoltaica en una parcela no urbanizable de 60.000 metros cuadrados junto a la carretera de la Llosa a Manuel - La instalación incluye una línea de alta tensión de 500 metros

Vista aérea de la parcela del Carraixet donde se proyecta la planta.

Vista aérea de la parcela del Carraixet donde se proyecta la planta.

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Una empresa murciana ha presentado la documentación técnica preliminar para impulsar un parque solar formado por 5.976 placas fotovoltaicas en una parcela agrícola no urbanizable de 60.000 metros cuadrados ubicada en el paraje del Carraixet de Xàtiva y actualmente ocupada por árboles frutales, junto al barranco del Tossal de la Palma y la carretera CV-563 de la Llosa de Ranes a Manuel.

La planta, que tendrá una potencia de 3,885 megavatios, generará energía eléctrica con el objetivo de inyectarla a la red y obtener beneficio económico con su venta a través de la instalación de una nueva línea eléctrica de alta tensión. El trazado contaría con un tramo aéreo inicial de 353 metros de longitud, tendido sobre tres torres, seguido de un tramo subterráneo de 3,7 kilómetros de longitud, ceñido al trazado de los caminos existentes, que dará pie a otro tramo aéreo de casi 100 metros para salvar un barranco, con tres torres más, y, por último, un tramo subterráneo de 62 metros hasta el centro de seccionamiento. El punto de conexión de la energía concedido por Iberdrola está a 2,4 kilómetros de distancia del emplazamiento escogido.

Detrás del proyecto se encuentra la compañía Parque Solar Sito's King, SL, con sede en la localidad de Santomera (Murcia), aunque nacida en 2021 en Benimàmet (València) y ligada al estudio de ingeniería Edigma Ingeniería, que compró los terrenos de Xàtiva para luego ponerlos en venta y ha solicitado las autorizaciones pertinentes tras diseñar el programa de actuaciones para materializar el parque solar. De momento, la firma ha presentado un estudio de integración paisajística, acompañado un plan de participación pública, con tal de obtener los permisos necesarios.

Paisaje agrícola de la zona.

Paisaje agrícola de la zona.

Un vallado de 1.017 metros

Según el diseño propuesto, los paneles fotovoltaicos se instalarán sobre una estructura solar fija biposte para dos paneles en vertical, hincados directamente sobre el terreno "sin necesidad de realizar ningún tipo de obra civil" de hormigonado o cimentaciones. La promotora defiende que la instalación permitirá mejorar el sistema eléctrico de distribución, descentralizando su generación y disminuyendo las pérdidas de transporte, a tiempo que se reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

Los paneles fotovoltaicos ocuparán 13 hectáreas y estarán delimitados por un vallado perimetral de 1.017 metros de longitud. En el interior de la parcela se instalará un centro de transformación de 19 metros cuadrados, un centro de seccionamiento de 2,23 m2 y una caseta-almacén con oficina y aseos durante las obras. Desde Xàtiva, a los terrenos se accede tomando la carretera CV-41 en dirección a Manuel, hasta alcanzar la intersección con la carretera CV-563 que va a la Llosa de Ranes.

El entorno de la actuación es eminentemente agrícola, aunque coexisten un número significativo de construcciones aisladas. La actividad se sitúa a 340 metros al corredor fluvial regional más próximo, asociado al cauce de los ríos Albaida y Canyoles. La parcela linda con el cauce de un barranco y se encuentra a 280 metros del hábitat de interés comunitario más próximo, aunque los promotores del parque solar defienden que el proyecto no generará impactos adicionales sobre el medio ni molestias sobre la población.

Vista aérea de la zona

Vista aérea de la zona

La promotora defiende un bajo impacto ambiental

El estudio de integración paisajística refleja una fragilidad del paisaje media en el enclave de la intervención, con una incidencia considerada como "moderada". El documento sostiene que el suelo sobre el que se ubicará la instalación no sufrirá ninguna transformación, a excepción de un ligero perfilado para reducir las diferencias de cotas existentes en la parcela, y de las zanjas para la electrificación de baja y media tensión. En la fase de ejecución de las obras, las fuentes potenciales de impacto de limitarán al trasiego de maquinaria y personal, así como al movimiento de tierras para la nivelación del terreno y la apertura de zanjas y a la ejecución y montaje de las instalaciones y edificaciones requeridas en el proyecto.

El estudio encargado de analizar la integración paisajística señala una serie de medidas preventivas y correctoras para limitar las afecciones sobre el entorno. Gran parte del perímetro del parque solar linda con campos de cítricos que actuarán como pantalla vegetal. Esta circunstancia, unida al carácter llano de la ubicación, contribuirían a que la planta no sea muy visibles desde los puntos más sensibles. El impacto de la instalación, además, se vería minimizado por la escasa altura de las placas y lo homogéneo y regular de la instalación, sin variaciones cromáticas ni elevaciones que destaquen, y por el hecho de que el entorno se encuentra muy transformado desde una persepctiva agrícola intensiva con la presencia de numerosas edificaciones, casetas agrícolas o viviendas diseminadas.

La promotora del proyecto se compromete a la plantación de arbolado autóctono y de una zona perimetral vegetada para ocultar la visión directa de la instalación. Igualmente, deberá fijarse una franja de separación de 50 metros respecto al barranco del Tossal de la Palma y se respetará el bosque de pinos en la zona norte de la parcela, dentro del área vallada asociada a la actividad.

La planta solar más cercana proyectada se ubicaría en término de Bellús, aunque lindante con los de Xàtiva.