Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La agencia confirma que el IVAM pagó los viajes privados de Císcar

Entre las facturas aportadas han aparecido pagos por viajes con la exnovia de Rablaci, hijo de la exdirectora

La exdirectora general del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Consuelo Císcar, no abonó de su bolsillo ninguna de las facturas de los viajes privados que realizó por medio mundo junto a su familia mientras dirigía la pinacoteca valenciana. Tampoco pagó ningún desplazamiento en metálico y todas las facturas se abonaron con fondos públicos procedentes del museo.

Así lo manifestaron ayer en el juzgado de Instrucción 21 de València diversos responsables de la agencia que tramitó estos viajes. Según confirmaron a Levante-EMV fuentes conocedoras de los interrogatorios, todos admitieron que gestionaron los viajes de Císcar junto a su familia, pero que las facturas se presentaban en el IVAM para su cobro.

Además, según esta información, la Fiscalía preguntó por los viajes que también se habrían abonado a M.G.A., quien según diversas fuentes, podría tratarse de la expareja de Rafael Blasco Císcar, hijo de Consuelo Císcar y el exconseller Rafael Blasco, condenado por malversar las ayudas públicas a la cooperación. En este sentido, ninguna de las personas que ayer declaró pudo aclarar el motivo por el que el museo también abonó sus desplazamientos.

Así, todo apunta a que, de las declaraciones practicadas ayer, las acusaciones imputarán un presunto delito de cohecho a la exdirectora general.

Estas declaraciones llegan después de que la Policía haya entregado a la jueza correos y facturas que confirman que Consuelo Císcar imputó al museo noches de hotel de sus familiares durante años y ocultaba el nombre de su marido, hijos y el resto de acompañantes.

En concreto, la documentación intervenida sugiere que «Consuelo Císcar utilizó a las empresas (...) para viajar acompañada por su marido y otros familiares, todo ello a cargo del IVAM». Uno de los viajes analizados tuvo como destino Shanghai. Al parecer, Consuelo Ciscar viajó a esta ciudad entre el 18 y 21 de marzo de 2009 junto a su actual marido Rafael Blasco.

Pero el nombre de Blasco no podía aparecer porque se trataba de un viaje de placer. La Policía ha encontrado una carta manuscrita donde una agente de viajes de la empresa Sakvitur imparte órdenes a otro trabajador sobre la reserva en el Hotel Mandarín MIA. Ayer los responsables de la agencia admitieron que Císcar pedía que se ocultaran estos nombres.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats