Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fatiga pandémica

Iker Jiménez en Telecinco

Iker Jiménez en Telecinco

Si antes hablo bien del programa de Iker Jiménez en Telecinco, antes pierde su «normalidad» para caer en el sensacionalismo y la desinformación, con cambio de nombre incluido. Está visto que «Informe Covid» era demasiado aséptico y le han puesto «Horizonte» delante, mucho más sugerente, hasta con cierto toque místico si olvidamos aquel coche de finales de los setenta que se llamaba parecido. Sabemos que el «naming» es muy importante y nada mejor que avanzar en este camino con la doctora Li Meng-Yan, la que dice que el SARS-CoV-2 lo crearon en China como arma biológica.

Anunciada con profusión por la cadena, Iker Jiménez vendía como acostumbra, con mucho énfasis, las dificultades sufridas para conseguir las declaraciones en exclusiva de «la disidente», escondida en un búnker secreto en algún lugar de Estados Unidos. Sus palabras eran traducidas por una voz como la de los documentales de construcciones extraordinarias - con extraterrestres de maestros de obra- de los canales temáticos. No me quedó claro por qué los chinos probaron el virus en su territorio, pero sí que ahora ya van al fútbol sin mascarilla porque también fabricaron el antídoto y nos están dejando morir a los demás. Abascal puede tomar nota para su próxima moción de censura.

Los que seguimos las novedades sobre la pandemia, por desgracia, conocíamos la historia de esta viróloga de la Universidad de Hong Kong. Menos mal que dos de los expertos que estaban en la mesa afirmaron con rotundidad que lo que Meng-Yan contaba era mera especulación, sin evidencias científicas. Los otros dos jugaban a los misterios, entre ellos, César Carballo, adjunto a Urgencias del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, que defiende que el virus es natural pero que estaban investigándolo en un laboratorio de máxima seguridad de Wuhan y se les escapó. Ni doce horas después estaba repitiéndolo en el magacín de Ana Rosa Quintana donde ofrecieron una vergonzosa pieza acerca del cuento chino sin contrastarlo. Y también se le podrá escuchar en «La Sexta Noche» porque Carballo es uno de los tertulianos pata negra que ofrecen sus sabias palabras en espacios de distintos grupos mediáticos. Queda demostrado que gusta más una posible conspiración que una película de espías y la emisión batió nuevo récord de audiencia, acercándose al 20% de cuota de pantalla y los tres millones de espectadores, cifras de «La isla de las Tentaciones», el otro plato irresistible de Telecinco. Para mí, «Horizonte. Informe covid», finiquitado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats