Festival de Cannes

Pedro Almodóvar: "Siempre he tenido miedo, y ahora tengo mucho más"

EL PERIÓDICO, del grupo Prensa Ibérica, conversa con el director y el actor Ethan Hawke sobre 'Extraña forma de vida', el 'wéstern' con alma 'queer' del manchego

Pedro Almodóvar: "Siempre he tenido miedo, y ahora tengo mucho más".

Pedro Almodóvar: "Siempre he tenido miedo, y ahora tengo mucho más".

Nando Salvà

La expectación generada en el Festival de Cannes por la nueva película de Pedro Almodóvar fue tal que, sumada a la lluvia y una logística fallida, devino en un caos. “Hubo una gran confusión, y fue una pena porque mucha gente, entre ellos muchos periodistas, se quedaron fuera de la proyección”, recuerda el director acerca de la presentación mundial de ‘Extraña forma de vida’, hace solo nueve días. "Por lo demás, para mí fue muy emocionante, noté que el público respiraba de un modo especial frente a la pantalla". El interés suscitado , claro, se debe a la estatura del director, pero también a la novedad.

Fotograma de la nueva película de Pedro Almodóvar.

Fotograma de la nueva película de Pedro Almodóvar.

Almodóvar nunca antes había rodado un ‘wéstern’; lo más cerca que había estado de ello son los guiños a ‘Johnny Guitar’ (1954) y ‘Duelo al sol’ (1946) presentes en ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (1988) y ‘Matador’ (1985), respectivamente. En su día, es cierto, el manchego estuvo a punto de ser el encargado de dirigir ‘Brokeback Mountain’ (2005), la película sobre dos vaqueros que encuentran consuelo el uno en el otro en las tierras salvajes de Wyoming, aunque supuso que su enfoque de la historia no sería entendido por los ejecutivos de Hollywood y finalmente rechazó la oferta.

Ahora, el ‘wéstern’ gay dirigido por Almodóvar -un ‘wéstern’ de solo 31 minutos, eso sí- ya es una realidad. “Se trata de un género muy masculino, en el que los personajes femeninos siepre han desempeñado papeles secundarios”, explica el manchego. “Estoy seguro de que en el Lejano Oeste existía deseo entre ‘cowboys’, pero ese es un asunto que el cine aún tiene pendiente explorar”.

Aunque ‘Extraña forma de vida’ homenajea de varias maneras a expertos del género como John Ford, Howard Hawks, John Sturges, Anthony Mann, Raoul Walsh y Sam Peckinpah, su premisa argumental no se parece a la de ninguna de las películas de esos directores. La película se inicia con el reencuentro entre dos hombres que 25 años tuvieron un romance. Uno es ranchero (Pedro Pascal), y ha hecho un largo viaje en busca del otro, un ‘sheriff’ (Ethan Hawke). El motivo de su reunión no es exclusivamente sentimental; también tiene que ver con un asesinato y la necesidad de vengarlo. Pero, antes de eso, el anhelo hace que la llama se reavive.

El director Pedro Almodóvar en el Festival de Cannes.

El director Pedro Almodóvar en el Festival de Cannes.

Los paisajes donde transcurren las escenas exteriores de la película son deslumbrantes -fue rodada en Almería, en las mismas localizaciones que Sergio Leone usó en su trilogía del Hombre sin Nombre-, pero el vestuario que Hawke y Pascal visten en escena quizá lo sea aún más. "Nuestra inspiración no fue la ropa real que se usaba entonces, sino la que el cine usó para recrear la época", explica el director; la película ha sido coproducida por la firma francesa Saint Laurent, y los trajes que en ella aparecen fueron diseñados por el director creativo de la marca, Anthony Vaccarello.

“En aquellos años la vida estaba mucho más llena de barro y de polvo, y era mucho más fea, que el retrato de ella popularizado por en su día Hollywood”. Esos diseños son solo una de tantas evidencias de que ‘Extraña forma de vida’ no es tanto una incursión de Almodóvar en el mundo del ‘wéstern’ como una incursión del ‘wéstern’ en el universo ‘almodovariano’. Todas las convenciones del género que aparecen en la película están al servicio de las emociones arrebatadas y tempestuosas que arden en el interior de los personajes.

El arte de la brevedad

“Creo que es muy interesante contemplar a un maestro de la talla de Pedro trabajando en formato reducido”, opina Hawke acerca de la nueva película, segundo cortometraje que el director rueda en inglés; ‘La voz humana’ (2020) fue el primero. “La brevedad puede resultar muy inspiradora. Pensemos en Tolstói, que es un autor de novelas monumentales pero cuyas obras más extraordinarias son algunos de sus relatos cortos, la menos en mi opinión”, añade el actor. “Es un formato que, además, puede facilitar que algunos espectadores no familiarizados con el cine de Almodóvar puedan acceder a él sin sentirse intimidados”.

En el caso del actor, el descubrimiento del director tuvo lugar a finales de la adolescencia. “Tendría 19 años cuando fui a ver ‘Átame’ (1989) al cine con tres de mis mejores amigos. Disfrutamos mucho con la película, pero aún más de la conversación que tuvimos después sobre ella, durante la que sintimios que acabábamos de conocer a un artista que iba a marcar nuestras vidas”. 

‘Extraña forma de vida’ llega este viernes a los cines y Almodóvar ya piensa en la siguiente película. Tiene tres guiones listos para ser rodados, aunque no puede hablar de ninguno de ellos; la que atraviesa ahora es, asegura, la etapa artística más fructífera de su carrera. “Crear ha sido mi forma de luchar contra la pandemia, y contra la soledad y el tedio derivados de ella”.

¿Será el aumento de productividad también una forma de combatir la ansiedad provocada por la vejez y el paso del tiempo? “Aún no me siento viejo aunque estoy en lo que se llama la tercera edad pero, naturalmente, el paso del tiempo pesa. Además, yo soy ateo y no tengo ningún apoyo psicológico en relación a la muerte, y, eso te deja muy indefenso frente al paso del tiempo. Siempre he tenido mucho miedo, y ahora tengo mucho más. Pero, por lo demás, siento la misma pasión por hacer películas que al principio de mi carrera. No sería capaz de rodar sin ella".