Entrevista

Álex Gadea: "Hay que encontrar espacios fuera de la adicción cibernética"

«Me considero un tipo cercano, empático, fiel a los míos, disfrutón de lo sencillo que es lo que realmente merece la pena para mí»

El actor Alex Gadea durante uno de los ensayos en los que está participando en Madrid. | LEVANTE-EMV

El actor Alex Gadea durante uno de los ensayos en los que está participando en Madrid. | LEVANTE-EMV / saray fajardo. valència

El valenciano Álex Gadea se encuentra actualmente en Madrid ensayando la última obra de la que forma parte, Ortega, la cual acaba de estrenarse en el teatro Quique San Francisco.

«Ortega»es una comedia en la que se debate sobre deshacerse de una colección de libros. En la era de las nuevas tecnologías, ¿cree que la literatura está dejando de tener importancia?

En «Ortega», una pareja de profesores universitarios de cuarenta años, entra en una crisis existencial, tener que desprenderse de la colección de libros de Ortega y Gasset es solo la punta del iceberg. Detrás de esa decisión hay dilemas que afloran en ellos y tienen que ver con la identidad, la perdida, el apego emocional a lo material, el miedo, los recuerdos, la memoria. Detrás de esa decisión hay un horizonte de preguntas y reflexiones. En esta era de dispositivos y pantallas es más difícil abrir paréntesis y dejar espacio a otros estímulos como la lectura. Creo que es una batalla que uno debe librar consigo mismo, encontrar espacios fuera de la adicción cibernética. A pesar de todo, tengo dudas de que la literatura pierda importancia, es un lugar fascinante al que uno siempre acaba volviendo... O eso quiero pensar.

Leer, sobre todo, historia es una manera de aprender y no volver a repetir los errores del pasado. ¿Cree que los políticos y la sociedad en general deberíamos leer más?

La historia nos dice que a lo largo de su recorrido se han repetido errores sistemáticamente. Sin duda, tener referencias y un legado narrativo y comparativo nos hace mejores, más analíticos, más reflexivos. Aunque el ser humano es capaz de tropezar dos veces con la misma piedra.Y sí, creo que el hábito de lectura es un debe colectivo.

Es la obra que abre la temporada 2023/2024 en el Teatro Quique San Francisco, ¿todavía existen esos nervios antes de salir al escenario?

Sí, siempre. Es una mezcla de nervios, excitación, adrenalina... El escenario y su exposición genera sensaciones diversas, en mi caso, muy placenteras.

¿Considera que, tras ver la obra, se hace un llamamiento al público a acercarse a la lectura?

No creo que sea ese el objetivo o el efecto que cause la función, aunque, ¿quién sabe? A cada espectador le puede mover cosas distintas. Sin duda que la figura de Ortega y Gasset está en el epicentro de una forma indirecta y esto puede generar un acercamiento a su obra.

Además, ha estado grabando los últimos capítulos de «La que se avecina» en los que aparece. ¿Cómo definiría esta experiencia?

Muy divertida, en la línea de lo que es la serie. Posiblemente es la comedia televisiva más mediática y longeva de nuestra ficción, era una oportunidad y un reto. Una experiencia más para la mochila.

¿Cree que la gente ha empezado a conocerle más tras su aparición en esta serie?

La temporada anterior, la 13, solo se ha emitido en plataforma. Ahora es cuando sale en abierto (TV generalista) Y aun así se nota la repercusión que tiene, sobre todo en la gente joven. Sí, lo he notado.

Si tuviese que elegir, ¿prefiere el teatro o la pantalla?

Siempre he dicho que el mayor privilegio para mí es poder compaginarlo, no echar de menos a ninguno de los dos. Ojalá pueda seguir compaginándolos, ambos me apasionan.

Entre tanto trabajo, ¿ha podido reunirse con sus amigos y familiares en València o en Alzira este verano?

Este verano no he pisado Alzira... He estado con los ensayos de teatro hasta ahora que llega el estreno y, además, compaginándolo con grabaciones de otras cosas. Este verano ha venido así, pero echo de menos acercarme a casa, estar con la familia y desconectar unos días. Volver al pueblo siempre sienta bien.

Muchos conocen a Álex como actor, ¿pero cómo es Álex fuera de pantalla?

Quizá deberías preguntar a los demás... Me considero un tipo cercano, empático, fiel a los míos, disfrutón de lo sencillo que es lo que realmente merece la pena para mí.

¿Cuáles son los próximos proyectos que tiene entre manos?

Aparte del inminente estreno de «Ortega» dirigida por Ernesto Caballero en el Teatro Quique San Francisco de Madrid, estoy terminando la temporada 14 de «La que se avecina». También participo en «1992» la nueva serie de Álex de la Iglesia para Netflix. Y en diciembre empiezo nuevo proyecto teatral « La Regenta» de Clarín, dirigida por Helena Pimenta y que recorrerá todo el país en el 2024.