Entrevista | Lolita Flores Cantante y actriz

"Empecé a amar a Lorca desde pequeña, mi madre tenía las obras completas en la mesilla"

La recordada Lola Flores siempre quiso encarnar a Poncia, la criada de Bernarda Alba, y estuvo a punto de hacerlo de la mano de José Carlos Plaza. El director Luis Luque le propuso a la primogénita de La Faraona cumplir el sueño de su madre. Y en eso está la actriz, que pasará por el Festival de Teatro de Málaga

"Estoy muy nerviosa, me enfrento al personaje muerta de miedo", reconoce la también cantante, que aborda aquí un monólogo

Lolita Flores.

Lolita Flores. / RTVE

Rubén López

Lolita Flores está haciendo realidad un sueño que su madre no pudo cumplir en vida: interpretar a Poncia, la criada de Bernarda Alba. Tal y como reconoce Lolita, una de las penas más grandes de La Faraona a nivel profesional era no haber podido encarnar ese papel de la mano del director José Carlos Plaza, que la propuso para interpretar el personaje al Teatro Español de Madrid. Por motivos de agenda, Lola Flores no pudo hacer el montaje e incluso llegó a lamentarse de ello en una entrevista en el famoso programa 'La Clave' de TVE en 1984. Tras conocer esta anécdota, el director Luis Luque comenzó a darle vueltas a la idea de escribir una nueva obra a partir del personaje creado por Federico García Lorca y se lo propuso a Lolita Flores. Muchos años después, la cantante y actriz está saldando esa deuda pendiente y lo va hacer en Málaga, en el Teatro Cervantes (dentro del Festival de Teatro de Málaga), el próximo 24 de enero.

 ¿Encarnar a Poncia es especialmente emotivo para usted? 

Bueno, mi madre se quedó con esa penita y ahora estaremos juntas en el escenario. Pero es emotivo sobre todo porque es Lorca y porque es Luque. Y porque es un monólogo maravilloso que cualquier actriz hubiera aceptado para lucirse y demostrar si hay talento realmente. Por eso estoy bastante nerviosa. Me enfrento al personaje muerta de miedo. 

¿Le intimidaba sobre todo enfrentarse sola al escenario?

Ya lo hice con 'La plaza del Diamante', de Mercedes Rodoreda, pero un monólogo siempre impone. Estar sola en escena impresiona porque no tienes a nadie que te eche una mano. Además, en Poncia no salgo del escenario.

Poncia es un personaje fuerte y con carácter. ¿Comparte cosas con ella?

Claro. El temperamento está ahí. Luego a Poncia le pongo cara, voz, cuerpo y sentimiento. Es una mujer libre y empoderada, aunque carga el peso de la culpa sobre sus espaldas. Lo que intento es hacerlo con toda la verdad posible.

¿Le ha llegado especialmente este texto y este personaje?

Es una de las obras que más satisfacciones me está dando a nivel profesional porque tiene un texto maravilloso. Yo empecé a amar a Lorca desde pequeña porque a mi madre le encantaba. Recuerdo que tenía las obras completas en su mesilla. 

¿El éxito en su profesión es poder elegir qué hacer y qué no hacer en cada momento?

Siempre he dicho que soy una privilegiada. Llegan muchos textos a mis manos. Unos me gustan más y otros menos. Y hay algunos que me gustan pero que no los veo para mí. Creo que hay que ser consciente de las limitaciones de uno mismo. Hay papeles en los que no me veo y por eso digo que no. En esta Poncia sí me veía. 

Poncia es una mujer que abraza la libertad. ¿En algún momento la fama se ha interpuesto entre usted y esa libertad?

Siempre [Ríe] La fama siempre se interpone. Pero yo estoy muy orgullosa de ser quién soy, de llamarme Flores y de tener la fama que tengo y de que la gente me pare por la calle. Lo agradezco mucho y por eso se llenan los teatros, porque sé que la gente me quiere. En la vida todo es sacrificio. Además, la libertad empieza donde tú quieres. Yo voy a todos los sitios y hago lo que me da la gana sin dejar de ser yo.

"La industria musical ha cambiado mucho y el tipo de música que se hace ahora no es la que yo hago"

Lleva años apartada de la escena musical. ¿Por qué?

Bueno, estuve casi 40 años cantando... Al final los caminos del Señor son inescrutables. El teatro se cruzó en mi vida a pesar de que no lo había hecho nunca y ahora me llena profundamente. Las dos cosas no se pueden hacer.

¿Le gustaría retomar pronto su faceta musical? ¿Divisa un disco a corto o medio plazo?

La música no la voy a dejar nunca. De hecho, en noviembre canté en el homenaje a mi hermano y luego en enero en el tributo a María Dolores Pradera, y me han propuesto hacer dúos y tal. La música no la he dejado, pero estoy metida en el teatro, que te acapara mucho y donde hay que tener mucha disciplina. Un nuevo disco a corto plazo no está en mis planes, la verdad. Además, la industria musical ha cambiado mucho y el tipo de música que se hace ahora no es la que yo hago.