El Maratón Valencia Trinidad Alfonso está dispuesto a asombrar un año más al planeta con nuevos récords, como ha venido haciendo en diez de las últimas doce ediciones desde 2010, cuando la prueba se reinventó de la mano primero de Divina Pastora y luego de la Fundación presidida por Juan Roig, consciente del potencial económico que suponen los miles y miles de corredores para la ciudad en un fin de semana en el que la ocupación hotelera alcanzará el 97 por ciento este sábado. Y no hay más que ver sus cifras para la edición del próximo domingo, de récord una vez más con 30.000 inscritos (6.031 debutantes en la distancia y 10.966 por primera vez en el Maratón Valencia) y una participación extranjera del 50 por ciento, con también 5.700 mujeres, lo nunca visto en los 42,195 km en València. Todo ello asegura elevar el listón de 2019, la última edición popular prepandémica, con 21.654 ‘finishers’ entonces, y 25.000 inscritos.

Marc Roig, seleccionador de la élite internacional del Maratón Valencia. j.m.lópez

En cuanto a la élite, los premios económicos de 30.000 euros por el récord de la prueba, 25.000 por el récord de España y 250.000 por el récord del mundo, unido a características del recorrido, el trato de la organización y otros aspectos hacen que muchos elijan Valencia para debutar en maratón, como apunta Marc Roig, seleccionador de la élite internacional. «València es una carrera que ama a los debutantes, les tratamos muy bien, les ofrecemos el mejor circuito y el mejor trato, para que vengan a debutar en la élite mundial con un gran resultado. Otros lo ven como una presión añadida, es una plaza muy difícil y un atleta que esté acostumbrado a subir a los podios, sabe que en València lo va a tener difícil, pero saben que si vienen con un gran estado de forma van a imprimir con letras doradas una gran marca personal».

Y los datos están ahí. En los doce años desde 2010, el récord de la prueba masculina ha caído en ocho ocasiones hasta el 2h03.00 de Evans Chebet, y el femenino siete veces hasta el 2h17.16 de Peres Jepchirchir, ambos en 2020. A estos hay que sumarles el récord de España de Ayad Lamdassem en esa misma Elite Edition, que el atleta rebajó un poco más este año en Sevilla. De hecho, solo hubo dos años en blanco, en 2014 y en 2021, pues en 2020 se dejó el listón muy alto. Pero el récord del mundo cada vez más caro en categoría masculina no lo parece tanto en la femenina, y es el gran sueño para este año con la ‘embajadora’ de València Letesenbet Gidey, con dos plusmarcas mundiales de 5000 m en pista y de Medio Maratón logradas en la capital del Túria.

«El gran objetivo es la carrera femenina, estamos muy confiados en su estado de forma», admite Marc Roig respecto a la etíope. «En hombres el gran aliciente es el campeón del mundo Tamirat Tola, que los dos últimos años ganó en Amsterdam 2021 con su marca personal, 2h.03.39 y remató con el Mundial de Oregón con 10 km finales que le colocan como gran favorito. Y hay grandes esperanzas en debutantes como Alexander Mutiso, que corrió la Media en València en 57 minutos y que ya fue liebre en el maratón el año pasado, y le gustó el circuito», añade Marc Roig, que elogia especialmente el rediseño de la salida: «Es un acierto que el maratón empiece utilizando las dos partes del puente como se hacía hasta 2019 con el 10K. Es una imagen icónica de València, esperada por participantes y espectadores. Para el corredor es una satisfacción tener una salida más cómoda, esos primeros metros son complicados».