Dos secundarios rompieron el guion previsto del ‘Maratón de Maratones’ en la mejor edición de la historia, que ha catapultado a la prueba y a sus protagonistas entre los mejores de la historia. No solo València ha recuperado el podio mundial de la especialidad, sino que se ha situado segunda solo por detrás de Berlín en categoría masculina, y de Chicago en la femenina, mientras que Kelvin Kiptum y Amane Beriso se han situado como los terceros más rápidos por detrás de leyendas como los plusmarquistas mundiales Eliud Kipchoge y Brigid Kosgei y los segundos Kenenisa Beleke y Ruth Chepngetich. Los grandes protagonistas, Letesenbet Gidey, en su intento de récord del mundo femenino, y Tamirat Tola, fueron los grandes derrotados.A la primera le queda el consuelo de acabar segunda y como la mejor debutante de la historia en maratón, por debajo del anterior récord de la prueba, y Tola tuvo que conformarse con acabar cuarto, por detrás de Gabriel Geay, récord de Tanzania, y de otro debutante como Alexander Mutiso. Completó el podio femenino Sheila Chekirui, que también se estrenaba en la distancia.

Kelvin Kiptum, ganador del Maratón de Valencia con 23 años. f.calabuig

Con una temperatura, viento y humedad ideales arrancó el Maratón València puntual a las 8:15 con la primera de las ocho oleadas ocupando las dos calzadas del Puente de Motoeolivete, una imagen icónica que no se repetía desde 2019. A ritmo de 2:57 ellos para batir el récord de la prueba de 2:03.00 y de 3:12 ellas para acercarse al récord del mundo, se formaron un grupo de casi una veintena de hombres y otro con Gidey y su compatriota Beriso, los dos con un trío de liebres que resistieron hasta el km. 25. Tola aumentó el ritmo y se llevó a Kiptum y a Geay detrás, pero el debutante se vio con fuerzas para escaparse en el km 28,5 y tras santiguarse, lanzarse a hacer historia con una segunda media en 1h00.11, y acabar cruzando la meta con 2h01:53, a 44 segundos del récord del mundo de Kipchoge y superando de una sentada en el ranking mundial a los maratones de Milán, Tokio y Londres. Solo Kipchoge, dos veces en Berlín, y Bekele, en la misma ciudad, habían corrido más rápido un maratón.

122

GALERÍA | Todas las imágenes de la Maratón Valencia Trinidad Alfonso Francisco Calabuig | Eduardo Ripoll

En féminas, Gidey mantuvo una estrategia conservadora hasta la mitad de la prueba, cuando empezó a arañar segundos al récord del mundo, pero su compatriota Beriso, de 31 años y con 2h20 acreditados en 2016 como su mejor marca, y que había aprovechado el trabajo de las liebres y de la propia Gidey, se vio con fuerzas para atacar sin que Letesenbet pudiera reaccionar. Beriso ganó con un crono de 2h14:58, récord nacional de Etiopía, a 54 segundos del récord del mundo de Kosgei, tras rebajar en cinco minutos su marca personal. Se sitúa también como la tercera mujer más rápida de la historia en el primer maratón con cuatro mujeres por debajo de 2h18 y siete sub 2h19.

El mejor debut

Gidey, al igual que Kiptum, fue protagonista del mejor debut nunca visto en maratón, a pesar de no haber podido unir el récord del mundo de maratón a los que ya tiene de 5.000 m, 10.000 m y Medio Maratón, el primero y el último logrados en la capital del Túria en 2020 y en 2021.

Los tiempos no fueron las únicas cifras asombrosas de este maratón de película vivido en València. Los 21.813 participantes llegados a meta superan el anterior registro de 2019, cuando finalizaron 21.654 deportistas, de 25.000 inscritos, 5.000 menos que ahora. Con 5.700 inscritas, más que nunca, se batió también el número de mujeres en meta, 4.186, lo que mejora las 3.972 que acabaron en 2019. Y nunca habían corrido tantos extranjeros en València, con un 50 por ciento del censo de inscritos. Estos incluso han sido más en meta que los españoles, 11.258, el 51,6 por ciento, frente a 10.555 nacionales, el 48,4 por ciento.