06 de marzo de 2007
06.03.2007
levante ud

 

La extraña involución de Ian Harte

El defensa irlandés confirma en Mallorca que está muy lejos de su mejor forma

06.03.2007 | 01:00
OTROS TIEMPOS. Harte celebra uno de sus goles la temporada pasada.

J. M. B.,

Valencia

El Levante UD echa de menos a Rubiales, lo que es un síntoma claro y evidente de que su sustituto, Ian Harte, no está rindiendo a buen nivel. Hay un dato que avala la involución del futbolista irlandés: con él de titular, su equipo no conoce la victoria.


Los números de la pasada temporada eran buenos augurios para Ian Harte en su regreso a los terrenos de juego tras su larga lesión, que le mantuvo de baja prácticamente en la primera mitad del presente ejercicio. Entre la operación, la primera recuperación, la recaída y la rehabilitación posterior, el jugador no pudo estar disponible hasta el mes de diciembre. Pero López Caro, anterior entrenador del equipo, no le dio ninguna oportunidad. Así que Harte tuvo que esperar a la llegada del nuevo técnico, Abel Resino, quien le hizo debutar en el partido ante el Athletic Club de Bilbao (0-0).

Aquel 21 de enero muchos pensaron que Harte volvería a ser titular indiscutible en la banda izquierda. Mes y medio después, la afición del Levante UD continúa esperándole. No hay ni rastro del Harte de la pasada campaña, autor de 9 goles -todos ellos a balón parado-. Harte es un «carrilero» vertical y con un fuerte disparo, pero muy limitado en el trabajo defensivo. En sus cinco apariciones desde que Abel le permitió estrenarse, Harte no sólo no ha podido contribuir a participar en algún gol, sino que ha evidenciado su falta de rigor para controlar a su marcador. La última fue en el Ono Estadi, donde el centrocampista Jonás encontró vía libre en el pasillo del

7

una y otra vez. Por esa banda llegaron dos de los tres goles.

Con Harte en el campo, el Levante UD ha sumado tres empates (Athletic, Deportivo y Zaragoza) y dos derrotas (Sevilla y Mallorca), con la salvedad de que ante el equipo gallego jugó los últimos minutos por la lesión de Rubiales. Precisamente, el contratiempo del jugador andaluz es el motivo por el que el irlandés sigue jugando. Tras sus dos primeras apariciones, ante el Athletic y el Sevilla, Abel optó por recuperar a Rubiales ante el bajo rendimiento ofrecido por Harte. El Levante UD ganó entonces dos partidos seguidos, ante Real Madrid (0-1) y Recreativo de Huelva (2-1). La baja de Rubiales, lesionado en la segunda parte del encuentro ante el Deportivo, abrió las puertas de la titularidad de nuevo a Harte, con quien el Levante UD no ha podido ganar tampoco al Zaragoza y al Mallorca.

La falta de gol preocupa

Pero es la falta de gol lo que vuelve a ser motivo de preocupación, pues el equipo sólo ha logrado anotar seis tantos en los siete encuentros que ha dirigido Abel Resino, uno menos que los logrados en el inicio de liga con Juan Ramón López Caro. A pesar de marcar menos goles, tras el cambio de entrenador el equipo ha conseguido rentabilizar más sus acciones de ataque hasta lograr nueve puntos, uno más que los sumados por López Caro en los siete primeros encuentros.

Además, si se tiene en cuenta la cantidad de goles recibidos, el equipo de Abel Resino se destaca frente al de López Caro con ocho goles frente a doce, lo cual supone una notable mejoría defensiva. Sin embargo, el apartado ofensivo sigue siendo la asignatura pendiente del Levante UD, que, a pesar del cambio de entrenador y de planteamientos tácticos, sigue sin sacar partido a su extensa nómina de delanteros. El pasado domingo, Abel recurrió a Meyong Zé en la segunda parte sin éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes