Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grupo Antolín construirá una fábrica en Almussafes para suministrar a Ford

La multinacional familiar diseña su expansión tras controlar el 100 % de la firma auxiliar del automóvil Suministrará piezas a los nuevos modelos

José Manuel Termiño. Levante-EMV

Grupo Antolín, uno de los mayores fabricantes españoles de componentes del sector de la automoción, acaba de anunciar un ambicioso plan de expansión en España y el exterior que incluye la puesta en marcha de otras factorías en el parque de proveedores de Ford en Almussafes, según han informado a Levante-EMV fuentes de la mercantil con sede social en Burgos. La familia Antolín acaba de adquirir el 22,8 % del accionariado en manos de un grupo de entidades financieras (entre éstas Bankia) desde 2004, lo que permite a la saga familiar controlar ya el 100 % de la firma burgalesa, cuya plantilla asciende a 14.300 empleados distribuidos en un centenar de fábricas y oficinas comerciales en una veintena de países.

La empresa auxiliar del automóvil, que ya suministra componentes a Ford, tendrá en la multinacional del óvalo un gran aliado en la nueva planta que abrirá en el parque industrial de Almussafes. En estos últimos años, también ha participado en las sociedades Grupo Antolín-Autotrim e Irametal-Stadco. Hace una década vendió a Visteon su actividad de moldeo y montaje de paneles de instrumentos.

El desembarco de Antolín en terrenos colindantes a la factoría valenciana del automóvil se produce tras el anuncio de la firma estadounidense de adjudicar a Almussafes nuevos modelos, como los Mondeo, S-Max y Galaxy, que hasta finales de 2014 seguirá produciendo en la planta de Genk (Bélgica) hasta su desmantelamiento para ahorrar costes a Ford Europa. La factoría valenciana en fase de ampliación tras invertirse 1.100 millones entre los años 2007 y 2013 sumará estos modelos al C-Max, Kuga y Transit Connect.

Unidades de negocio

Grupo Antolín cuenta con cuatro unidades de negocio: puertas, techos, asientos e iluminación, cuya facturación ascendió a 2.672 millones el pasado año, en el que la empresa registró un beneficio bruto de explotación de 224 millones de euros. Por el momento, la corporación empresarial no ha cuantificado la inversión que realizará en sus nuevas fábricas e instalaciones a partir del próximo año en Almussafes y en el exterior.

Grupo Antolín ha invertido recientemente en los mercados ruso (Nizhny Novgorod) y norteamericano (Kansas City), aunque la empresa apuesta por el crecimiento en España debido a los nuevos proyectos automovilísticos de Ford en Valencia y Mercedes en Vitoria, lo que permitirán la creación de un centenar de puestos de trabajo.

La adquisición del 22,8 % de la familia Antolín a las entidades financieras permite a la compañía emprender otras aventuras empresariales fuera de España como en Estados Unidos, Rusia o Marruecos, entre otros proyectos. «La operación es una muestra del compromiso de la familia Antolín con el futuro de la compañía. A partir de ahora, el grupo apuesta por la continuidad del proyecto y dará prioridad al crecimiento sostenible y rentable, uno de los principales objetivos en esta nueva andadura», asegura la firma a través de un comunicado.

El grupo empresarial, cuyo consejero delegado es José Manuel Termiño, seguirá apostando por la innovación, la internacionalización y la eficiencia productiva, «que han sido piezas claves en el desarrollo de la compañía». En este sentido, el vicepresidente de la compañía, Ernesto Antolín, ha comentado esta semana que «se trata de un punto seguido en nuestra historia y tenemos la intención de seguir invirtiendo para mantener nuestro liderazgo».

Compartir el artículo

stats