Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidad

Los socios de la SGR sufrirán una pérdida del 20 % en su capital

La entidad empezará en julio a devolver el dinero a aquellas empresas que lo hayan solicitado

Después de llegar al borde del abismo y evitar la quiebra de la institución gracias al apoyo de la Generalitat, la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) de la Comunitat Valenciana va cumpliendo trámites en su intento por volver a su actividad normal. Ayer, en la junta de socios, el consejero delegado, Santiago de Santos, anunció que este mismo mes de julio la entidad empezará a reintegrar su capital a los accionistas que lo hayan solicitado. Para evitar la disolución, la SGR tuvo que pedir capital y avales a la Generalitat que le permitieran refinanciar los cerca de 400 millones de deuda que tenía con la banca.

La operación tuvo que pasar el visto bueno de Bruselas, que impuso varias condiciones. Una de ellas es que los socios de la entidad tendrían que sufrir la pérdida de parte del valor de sus títulos. Las empresas que logran un crédito bancario avalado por la SGR tienen que hacer una aportación de capital para reforzar a la sociedad y que esta pueda dar más avales. Pueden recuperar su dinero cuando devuelven su deuda, si no quieren permanecer como accionistas.

Según explicó ayer De Santos, la UE ha exigido no devolver más del 80 % a los actuales socios en los próximos cinco años. Así las cosas, los que reclamen ahora su dinero tendrán una minoración en el capital del 20 %. La SGR autonómica tiene en estos momentos 9.000 empresas asociadas, con cerca de 80 millones comprometidos en la sociedad. La fijación de ese porcentaje estaba condicionada al cierre del pasado ejercicio. Según los datos ofrecidos ayer, la SGR registró en 2013 unas pérdidas de 40,9 millones de euros, una cifra muy inferior a los 75,4 de 2012. Esos casi 41 millones «se ajustan a las previsiones realizadas por la sociedad», cuyo plan de negocio contempla obtener un beneficio acumulado de 20 millones en los próximos cinco años y finalizar con un riesgo vivo de 430 millones el período de liquidación.

Vuelve a dar avales

La junta acordó ayer incorporar al empresario de la construcción Juan Manuel Real al consejo así como a un consejero independiente, que ha sido impuesto por Bruselas y cuya identidad aún se desconoce. Por otro lado, Santiago de Santos anunció que la entidad se prepara que volver a dar avales este mismo mes. Para ello, ha firmado dos convenios de colaboración con el Ivace de la Generalitat y en los próximos días va a suscribir un acuerdo con una entidad financiera.

Compartir el artículo

stats