30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La acusación insiste en la función ejecutiva de Olivas

El expresidente obtuvo 21.000 euros por la venta de 42.000 títulos a los 2 meses de la intervención

Una de las alegaciones expuestas por el expresidente del Banco de Valencia, José Luis Olivas, en su recurso de reforma, es que el también exjefe del Consell no tuvo funciones ejecutivas en la entidad, por lo cual nada tuvo que ver en la supuesta falsedad contable de la que le acusan fiscal y juez. La asociación de pequeños accionistas de la entidad financiera Apabankval, que presentó la querella que dio lugar a esta causa en la Audiencia Nacional, responde en una de las impugnaciones presentadas contra los recursos de los acusados que Olivas «practicó durante todo su mandato una actuación activa, con una intervención constante en los asuntos de la entidad y participando de manera efectiva en la gestión». Para justificar que no pudo tener conocimiento de una supuesta falsedad contable el expresidente de Bancaja recuerda que siguió apostando por el banco como prueba que comprara acciones hasta después de los hechos, concretamente 876 títulos en abril de 2011, seis meses antes de la intervención, por 2.759 euros. También vendió 9.200 títulos por 5.330 euros tres días después de la entrada del FROB el 21 de noviembre. Justo dos meses después se deshizo de otras 42.000 acciones e ingresó 21.000 euros. Apabankval contesta que la inversión de Olivas en 2009 y 2010 solo fue de 2.000 títulos, con un gasto de poco más de 6.000 euros, pero el entonces presidente «percibía remuneraciones muy superiores a dicha cifra».

Compartir el artículo

stats