Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mercado inmobiliario valenciano se desploma al vender 19.043 casas menos

Los notarios confían en una rápida recuperación del mercado

Un edificio de viviendas de obra nueva en el PAI de Malilla.

La venta de viviendas se desplomó en la Comunitat Valenciana en 2020 con 19.043 transacciones menos que en 2019, según recoge la estadística del Colegio Notarial. La incertidumbre por la crisis económica provocada por la pandemia y las limitaciones para viajar de los extranjeros (que acometen la mitad de las operaciones en la Costa Blanca) han provocado un histórico derrumbe de las ventas del 21 % como ocurrió en la Gran Recesión de 2008, según las inmobiliarias. Sin embargo, a diferencia de la anterior crisis, los notarios auguran una rápida recuperación del mercado y destacan que el precio medio de compra está subiendo. El mercado inmobiliario valenciano movió el año pasado un negocio de 7.500 millones de euros frente a 9.500 millones en 2019. El precio medio de la vivienda en la Comunitat Valenciana supera los 100.000 euros y los inmuebles más caros están en la Marina Alta y Baixa (por los extranjeros con un alto poder adquisitivo que compran viviendas de lujo en la costa).

La estadística de venta de viviendas está marcada por el segundo trimestre del año pasado en el que se produjo un parón (solo se cerró un tercio de las operaciones de un trimestre normal) por el confinamiento decretado a mediados de marzo. El informe del Colegio Notarial precisa que el año pasado se vendieron en la Comunitat Valenciana 69.216 inmuebles frente a los 88.259 de 2019. Una parte importante del desplome se debe a la caída de las ventas a los extranjeros no residentes (que compran segundas residencias sobre todo en la Costa Blanca) por la imposibilidad de viajar a España.

25

Así avanzan las obras del PAI de Malilla Jose Manuel López

En 2020, los extranjeros adquirieron en las tres provincias 17.395 viviendas frente a las 24.838 de 2019 (un 29,96 % menos). Por nacionalidades, los extranjeros que más compran en la Comunitat Valenciana son los británicos (el año pasado adquirieron 3.412 inmuebles).

Delfín Martínez, vicedecano del Colegio Notarial de la Comunitat Valenciana y delegado de Alicante, incide en la importancia para la economía de las ventas de viviendas a los extranjeros. «Es como la exportación de naranjas, estas transacciones tienen un gran impacto económico. Los extranjeros pagan más por la vivienda y dinamizan el mercado. Alicante concentra entre el 21 % y el 22 % de las ventas de viviendas en España por las segundas residencias. Es un mercado con mucha liquidez por la facilidad para vender. Eso atrae a los extranjeros», asegura Martínez.

El vicedecano subraya que el parón de las compras de los extranjeros ha sido coyuntural por las limitaciones para viajar y afirma que ya notan que el mercado inmobiliario se recupera. Cristina Recasens, CEO de Recasens Real Estate, confirma la incipiente recuperación del mercado. «Las caídas han sido consecuencia de la crisis sanitaria, pero ya hemos empezado a notar la vuelta de extranjeros y los inversores locales aprovechan los ajustes de precios que se han producido en algunos activos», advierte Recasens.

El análisis de los notarios revela que el precio medio de compra en Valencia subió un 10 % por la adquisición de casas más grandes y unifamiliares. Un 22,3 % de las viviendas vendidas el año pasado en la Comunitat Valenciana es de tipo unifamiliar.

Compartir el artículo

stats