Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siemens apuesta por la gigafactoría de baterías valenciana de Power Electrónics

La compañía cree que tiene sentido que salga adelante por el tirón de la factoría de Ford

José Ramón Castro, director general de Siemens Digital Industries en España y Portugal. | LEVANTE-EM

La multinacional Siemens ve «muy fuerte» el proyecto valenciano de la gigafactoría de baterías para el coche eléctrico y quiere aportar su tecnología para el diseño digital de la planta que permite acortar los plazos y reducir los costes. A pesar de la competencia de otras regiones españolas, la compañía cree que tiene sentido la iniciativa liderada por Power Electronics por el tirón de la factoría de Ford. La empresa se reunió la semana pasada con los responsables de Power Electronics para ver cómo puede implicarse en el proyecto. La firma está dispuesta a entrar en cualquier iniciativa de este tipo en España, aunque ve un gran potencial en la alianza impulsada por la Generalitat Valenciana en torno a 23 empresas.

José Ramón Castro, director general de Siemens Digital Industries en España y Portugal, reconoce que se han reunido con los responsables del proyecto valenciano para ver cómo se puede cerrar la colaboración. «La semana pasada nos reunimos con Power Electronics para ver cómo se le puede dar forma. Ahora hay que empezar a aterrizarlo», señala. El interés de Siemens persiste a pesar del anuncio de que la primera gigafactoría de baterías de España se va a instalar en Extremadura y confirma la posibilidad de que en el país haya varias plantas de este tipo para dar servicio a la industria automovilística en España (que es la segunda productora de turismos en Europa tras Alemania). De hecho, la multinacional quiere entrar «en cualquiera de los proyectos que se han presentado en España. Siemens quiere apoyar con su tecnología incorporando su software de simulación tanto en el diseño de cualquier planta como en la recreación virtual de sus procesos», subrayan desde la compañía.

La tecnología que Siemens ha ofrecido a Power Electronics consiste en crear un «gemelo digital» de la planta que permite recrear de forma virtual cómo va a ser y prevenir cualquier incidencia «antes de poner el primer tornillo», explica José Ramón Castro. «Si las nuevas fábricas de baterías quieren ser las más competitivas de Europa deben incorporar las tecnologías de simulación virtual. El gemelo digital en la industria del automóvil permite reducir los costes y acortar la fase de diseño y desarrollo del producto en más de un 30 %», señala Castro.

El responsable de todo el área relacionada con industria y digitalización para España y Portugal de Siemens incide en que «tiene sentido» que el proyecto de gigafactoría valenciana «salga adelante» por el tirón de Ford y la implicación de la industria auxiliar del automóvil. «El proyecto de Valencia está muy fuerte», insiste.

Consorcio empresarial

La gigafactoría valenciana de baterías (que incluye un centro de investigación) implicaría la creación de otros 30.000 puestos de trabajo, según un estudio de la consultora McKinsey para Power Electronics. La multinacional valenciana (que tiene su sede principal y terrenos para crecer en Llíria) lidera el consorcio en el que se han integrado otras 22 empresas: Ford, Stadler (que quiere desarrollar locomotoras impulsadas por baterías eléctricas), Iberdrola (que ha apostado con más fuerza por la planta de Barcelona), Zeleros, UBE, CEV Technologies, Idom, Ampere Energy, Nutai, Astondoa, Grupo Segura, Endurance Motive, Fácil Solutions, Grupo Valautomoción, Grupo Gimeno, Inelcom Technology, Itera Mobility Engineering, Hess, Infamol, Mettecno, Torrecid y Witrac. Además, se han unido al proyecto el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), el Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de València (Icmol) y el Instituto Tecnológico de Química de la Universitat Politécnica de València (ITQ). Todavía no está clara la ubicación de la gigafactoría.

Reducción de hasta un 10 % del consumo energético en Faurecia

Siemens tiene vínculos fuertes con la industria automovilística. La compañía ha puesto en marcha un proyecto piloto con el centro de producción de interiores de Faurecia en Almussafes que permite la reducción de hasta un 10 % del consumo energético. «Faurecia está en pleno proceso de descarbonización y la iniciativa de Valencia forma parte de un programa global. Tras el éxito de la prueba piloto, la planta valenciana se ha convertido en un caso de éxito para el resto de las instalaciones. Estamos trabajando para implantar el sistema en las plantas de Faurecia en países como Polonia y República Checa», asegura Siemens. «La relación con Faurecia es muy estrecha, Tenemos en marcha una iniciativa con el grupo automovilístico para aplicar tecnología de inteligencia artificial con la que poder detectar fallos superficiales en la parte del salpicadero mediante visión artificial», añade la firma.

Compartir el artículo

stats