Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell respalda el despliegue de parques solares frente al rechazo en zonas de interior

La Generalitat se posiciona a favor de los promotores con proyectos razonables para cumplir los objetivos de descarbonización y firma un manifiesto de apoyo con 76 municipios, entre ellos Chiva, Enguera y la Font de la Figuera, los más reacios a estos planes

Representantes de la patronal de renovables, el Consell y los ayuntamientos valencianos, ayer. | LEVAMTE-EMV

Representantes de la patronal de renovables, el Consell y los ayuntamientos valencianos, ayer. | LEVAMTE-EMV

El Consell respalda el despliegue de parques solares en la Comumitat Valenciana frente al incipiente rechazo en algunas zonas agrícolas y advierte de que la ley autonómica aprobada el verano pasado impide los abusos. La Generalitat se ha posicionado a favor de los promotores con proyectos razonables para cumplir con los compromisos de descarbonización. Representantes de la administración autonómica se sumaron ayer al «Manifiesto por el Desarrollo Racional de las Energías Renovables en la Comunitat Valenciana», promovido por la patronal valenciana de energías renovables (Avaesen) y que incluye el compromiso de escuchar a los vecinos a través de consultas ciudadanas. El documento fue apoyado por 76 municipios valencianos, entre los que están Enguera y la Font de la Figuera (que forman parte de la conocida como ‘Toscana valenciana’) y Chiva, las dos zonas con los proyectos que más rechazo han generado entre algunos sectores sociales. Las diputaciones de Valencia y Alicante también avalan la iniciativa.

La ley autonómica que regula el despliegue de parques solares impide promover este tipo de instalaciones en parajes protegidos y con un alto valor medioambiental. La prioridad para la Conselleria de Agricultura (controlada por Compromís) fue mantener «el territorio verde» y apostó por la instalación de este tipo de plantas en «suelos más degradados» siempre que «no estén en zonas inundables». En este contexto, el Consell insiste en su apoyo al despliegue de las energías renovables.

Cambio climático

Pedro Fresco, director general de Transición Ecológica, recordó que la Comunitat Valenciana es especialmente sensible al cambio climático. Fresco pidió a los empresarios que desarrollen los proyectos con responsabilidad, que generen empleo local y que trabajen con los municipios preocupados por la despoblación. Empar Martínez Bonafé, directora general de Industria y Energía, apuntó que «en muchos de los proyectos (que revisa la conselleria) los criterios de sostenibilidad se están respetando». Bonafé explicó que la ley valenciana determina las zonas de la C. Valenciana donde en principio son viables y Fresco insistió en que la normativa valenciana «impedirá que se hagan barbaridades».

El manifiesto promovido por la patronal defiende la necesidad de consensuar medidas para que los parques impacten de forma respetuosa sobre el territorio y preserven el valor ambiental y patrimonial de las zonas donde se instalen. Además, recoge que las inversiones «deben convertirse en una herramienta para combatir la despoblación» con la contratación de mano de obra local.

Las solicitudes de plantas fotovoltaicas doblan el objetivo de la Administración

La directora general de Industria y Energía, Empar Martínez Bonafé, confirmó que la Generalitat está tramitando solicitudes de parques con 12.000 megavatios de potencia. «Es el doble del objetivo marcado», subrayó Martínez Bonafé. Marcos J. Lacruz, presidente de la patronal Avaesen, apuntó que no van a salir adelante todos esos proyectos. Lacruz incidió en que en la Comunitat Valenciana el modelo no es el de megaparques como en Extremadura. «Nadie puede venir aquí con esos planteamientos. No se puede juzgar a todo el sector por las megaplantas. La mayoría de las promociones en la Comunitat Valenciana no es de este tipo. En la Comunitat Valenciana no se desarrollarán los 12.000 megavatios ni se harán barbaridades», aseguró. El presidente de la patronal de renovables insistió en la necesidad de escuchar a los vecinos. «Si la ciudadanía no quiere que se haga un parque, no se hará», sentenció.

Compartir el artículo

stats