Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un fondo busca invertir 30 millones en una firma sin relevo generacional

Taurus Capital peina el mercado en la Comunitat Valenciana para adquirir una pyme de hasta 100 trabajadores para continuar «el legado de su dueño»

Los fundadores del fondo Taurus Capital, Borja Mesonero-Romanos y Juan Carretero. | LEVANTE-EMV

El fondo español Taurus Capital busca invertir 30 millones de euros en una pyme valenciana sin relevo generacional. Taurus está peinando el mercado en la Comunitat para adquirir una firma familiar de hasta 100 trabajadores para «continuar el legado de su propietario y asegurar una transición exitosa hacia una nueva etapa de crecimiento». El fondo está compuesto por una veintena de inversores (la mitad institucionales) con experiencia previa en gestión e implantación de estrategias de creación de valor a largo plazo. Taurus ha negociado con una firma tecnológica valenciana, pero al final no ha fructificado el acuerdo y sigue centrada en la búsqueda. Los fundadores de la compañía son Borja Mesonero-Romanos y Juan Carretero, dos consultores con experiencia en Bain & Company y McKinsey & Company y con un MBA en el Instituto de Tecnología de Machassuttes (MIT Sloan’s School of Management).

Borja Mesonero-Romanos explicó que van a invertir en una sola compañía porque se quieren centrar en su gestión posterior. «Buscamos una empresa que funcione bien, pero que necesite un relevo», añadió. «Es un modelo iniciado en Estados Unidos para potenciar empresas que necesitan un relevo generacional. El objetivo es que continúen el legado profesionales que vienen de un MBA en empresas en las que los hijos no quieren asumir el cargo directivo», puntualizó Juan Carretero.

Este tipo de gestoras, conocidas como «fondos de búsqueda», ya han ejecutado 13 compras en España y 180 a nivel mundial. El objetivo de un fondo de búsqueda es proporcionar un vehículo para que unos emprendedores encuentren, adquieran, administren y hagan crecer una empresa. La primera fase es la búsqueda, donde el grupo de inversores financia a los buscadores durante dos años para que encuentren una empresa atractiva donde invertir. La segunda fase es la adquisición y gestión de la compañía. Un ejemplo de este tipo de operaciones fue la adquisición que el fondo Vigilia Capital hizo el año pasado de la empresa gallega Industrias Plásticas Arias.

Mesonero-Romanos señaló que están centrando su búsqueda en la Comunitat Valenciana porque «en Madrid las empresas son mucho más grandes. En Valencia hay un polo de empresas tecnológicas e industriales que encajan en nuestros criterios de inversión. Nuestro objetivo es encontrar una empresa con una facturación de entre cinco y treinta millones, que esté saneada y que el propietario se quiera jubilar. Podemos invertir hasta 30 millones en una sola empresa». Taurus Capital inició su búsqueda hace 11 meses.

La gestora tiene inversores de Estados Unidos, Alemania, México, Reino Unido y España, y la mitad son institucionales (fondos que se dedican a invertir en compañías como Taurus Capital). En el fondo también han entrado ejecutivos, emprendedores y financieros de diferentes países. «El equipo inversor con el que negocia el propietario es el mismo que posteriormente operará la compañía», destacaron los fundadores de Taurus Capital. A diferencia de otro tipo de fondos, en el caso de Taurus «no existe un plazo de tiempo en el que vender la empresa adquirida».

Sectores de interés

Los dos fundadores de la firma precisaron que se están centrando en la búsqueda de empresas de los sectores del software, educación, embalaje (cartonaje para comercio electrónico o envases para productos de alimentación) y agroalimentario (sociedades que den soporte a compañías agrícolas o ganaderas como fabricantes de abonos). «Buscamos sectores en los que nuestros socios tienen experiencia», puntualizaron.

La compañía da oportunidad al empresario que vende la empresa de que conserve una parte minoritaria como inversión. «Nos gusta que se quede como asesor», aseguraron Mesonero-Romanos y Carretero.

Los responsables del fondo insistieron en que la entrada de Taurus Capital en la empresa adquirida le permite crecer con nuevas estrategias, proporciona una ventana de liquidez, ayuda a diversificar los riesgos del propietario y asegura la continuidad del proyecto empresarial. Además, uno de los objetivos de Taurus es utilizar su red de contactos internacionales para hacer crecer a la empresa y potenciar su salida fuera de España.

Compartir el artículo

stats