Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Caso Tándem'

Iberdrola ve "una mano negra muy poderosa" tras la imputación de su presidente

La eléctrica insiste en que las acusaciones a Sánchez Galán, que debe declarar el próximo día 18, se basan en "un testigo falso"

Iberdrola ve "una mano negra muy poderosa" tras la imputación de su presidente.

Iberdrola está convencida de la existencia de "una mano negra muy poderosa" tras la imputación de su presidente, Ignacio Sánchez Galán, que el próximo 18 de enero deberá declarar por el presunto pago de trabajos de investigación al comisario jubilado José Manuel Villarejo, en el marco de denominado 'caso Tándem'. Así lo aseguran fuentes próximas a la compañía, que mantiene una fuerte pugna con el presidente de ACS, Florentino Pérez, desde que este intentó hacerse con el control de Iberdrola a mediados de la primera década de 2000, en un proceso que duró hasta 2012.

Fuentes de la eléctrica se preguntan "quién presuntamente pagó a un testigo falso" para imputar al presidente de Iberdrola "si se demuestra su enriquecimiento ilícito". El presidente de Iberdrola recurrió el pasado 10 de diciembre su citación alegando que en este preciso momento le generaría "indefensión", puesto que considera que se basa únicamente en un informe falso, que atribuye al exdirectivo José Antonio del Olmo. El juez denegó esta reclamación.

'El Confidencial' publicó el martes que el exdirectivo de Iberdrola, José Antonio del Olmo, contra el que la compañía ha presentado varias demandas y querellas tras denunciar mediante un informe interno una presunta trama de facturas falsas, cuenta con un ingente patrimonio inmobiliario construido a través de subastas judiciales. Y la misma publicación asegura este miércoles que Olmo ha enviado un escrito al juez en el que pone de manifiesto presiones recibidas por sus superiores para que firmara las facturas.

"Desestabilizar"

En la compañía que preside Sánchez Galán tienen muy claro que se ha demostrado el intento de "desestabilizar la empresa" y que "quieren volver a intentar quedarse con la compañía, que es la segunda eléctrica privada del mundo (...)". La documentación en poder del magistrado que lleva el caso en la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, relevado por enfermedad por Joaquín Gadea, ha hecho sospechar a Iberdrola que Villarejo espió a Ignacio Sánchez Galán, para el máximo directivo de ACS, Florentino Pérez, como adelantó el lunes EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio.

En un informe encargado en marzo de 2009 y denominado 'Proyecto Gipsy' para indagar sobre las relaciones de un directivo de la eléctrica, José Manuel Álvarez - al que se refiere como Chema-, se constataba que el presidente de ACS y del Real Madrid seguía "obsesivamente buscando datos que afecten al presidente de IB (Iberdrola) de manera directa" e insinúa que podría haber intentado tener acceso a la valija de documentación confidencial e interna de Iberdrola a través de "una persona de confianza". Estos datos figuran en ese informe así como en anotaciones en las agendas del excomisario.

Flonretino Pérez, por su parte, personado como acusación particular en la pieza sobre el espionaje de Iberdrola a sus competidores, presentó el mes pasado un escrito en el que reclamaba una imputación de la matriz de la eléctrica, no solo de la filial Iberdrola Renovables, y la acusaba de ejercer una defensa velada de su más alto cargo, según informó 'El Confidencial'. Iberdrola, por su parte, pidió al juez que excluyera a Florentino Pérez de la acusación del 'caso Tándem' por considerar que utilizaba la condición de perjudicado para realizar competencia desleal y sabotear operaciones de la compañía.

Compartir el artículo

stats