Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
María Valcarce Directora de la Feria Internacional del Turismo (Fitur)

“Se espera que el turismo recupere en 2023 los niveles de antes de la pandemia”

“Fitur es un mensaje muy potente sobre la convivencia de la actividad y la seguridad sanitaria” | “Asturias hace una promoción muy inteligente”

María Valcarce.

La ovetense María Valcarce dirige la Feria Internacional del Turismo (Fitur) desde la última edición “normal”. Llegó en 2019, organizó la de 2020 y después se ha pegado con todos los obstáculos de la pandemia para sacar adelante las de 2021, trasladada a mayo, y esta de 2022 que vuelve desde hoy a su lugar habitual en el calendario de enero. De familia leonesa, nació y vivió en Oviedo hasta los ocho años, en Pamplona hasta los once y desde entonces en Madrid. Es licenciada en Económicas y Empresariales y de 1987 en adelante ha desarrollado toda su carrera en Ifema, donde antes de llegar a Fitur dirigió más de una veintena de ferias, del Salón del Automóvil a la tecnológica SIMO.

–Estar ha sido para Fitur un éxito. ¿Cuánto ha costado mantener la feria contra el virus?

–Nos hemos movido en un entorno de incertidumbres en el que hemos tenido un apoyo muy sólido del sector y nos ha ayudado el deseo de los expositores y las administraciones respecto a la continuidad de Fitur. En la edición de 2021, empezamos planificando la feria para enero, como siempre, pero en septiembre de 2020 ya se hizo evidente que la situación de movilidad internacional no estaría suficientemente restituida. Se tomó entonces la decisión de seguir adelante, pero cambiando la fecha a mayo. Todos los expositores nos acompañaron en ese movimiento, incluso con nuevas altas de participación, y tuvimos una feria muy particular, pero con bastante presencia internacional y exitosa, sabiendo que no podía llegar a su dimensión normal pero también que poder celebrarla era un gran éxito porque con ella estábamos diciendo que había voluntad de reiniciar la actividad turística y apoyar las campañas de verano.

–Hoy vuelve la normalidad, al menos en las fechas. ¿Con cuántas dudas?

–Siempre hay gente que te las plantea, en estos tiempos no es posible huir de todas las incertidumbres pero hemos monitorizado la situación y hemos decidido seguir adelante. Esa es la postura de Ifema, que desde marzo de 2021 empezó a hacer eventos, con protocolos estrictos y cuidadosos de seguridad, y está ya casi a pleno rendimiento. Fitur es la feria más importante de Ifema y la afrontamos con mucho entusiasmo y fuerza, esperando que sirva para contribuir al despegue de la actividad turística.

–¿Urge sobre todo infundir confianza en los mercados?

–No solo. El objetivo es contribuir a la reactivación. El hecho mismo de que la feria se celebre propicia el establecimiento de muchos contactos de negocio que preparan el despegue de la actividad turística. Esa es nuestra principal función. Pero además Fitur es un escaparate de destinos y empresas turísticas y de los mensajes que quieren mandar al mercado; y esta vez, desde luego, el de la confianza en que es posible retomar la actividad con seguridad estará presente en los stands. La propia celebración de la feria supone también una manera de dar ejemplo sobre la certeza de que la actividad comercial, económica y turística es compatible y puede convivir con la seguridad sanitaria.

–La feria es el mensaje.

–Sí. Uno muy potente respecto a esa posibilidad de hacer convivir la actividad con estos tiempos revueltos y con un esquema de seguridad sanitaria. Hay muchos otros eventos que al saber que Fitur se hace entienden que seguir adelante es posible, pero además de ese mensaje importa mucho lo que pasa en Fitur. No hay que olvidar que la feria está enfocada al negocio, y que en sus tres primeras jornadas es estrictamente profesional, centrada en reuniones comerciales que favorecen muchos acuerdos comerciales imprescindibles para la actividad turística.

–En Ifema se va a hablar mucho de la fecha de recuperación de los niveles prepandemia en el sector turístico. ¿2023?

–Hay muchos expertos haciendo estudios con rigor. Yo puedo hablar de lo que escucho a unos y otros, y la conclusión que saco es que se espera que el crecimiento comience de manera fuerte y sostenida ya en 2022, pero que los niveles prepandemia se puedan alcanzar efectivamente en 2023.

–¿Es ahora más difícil que nunca vender turismo?

–Yo creo que la gente está deseando viajar, que lo único que falta es que se levanten las restricciones y el turista se sienta definitivamente seguro, pero no es en absoluto un problema de demanda. Al revés. Quizá incluso se haya agudizado el deseo de viajar. Cuando no tenemos algo nos damos cuenta de cuánto nos importa y, en cuanto se perciba la seguridad, en el momento en que se vayan eliminando las restricciones que se mantienen en algunos destinos se va a producir ese movimiento turístico que todos deseamos porque es muy importante para la economía, pero también porque es lo que nos gusta hacer. Porque el mundo está hecho para ser conocido y explorado por las personas...

–¿Qué debe sacar un destino como Asturias de su escaparate en Fitur?

–Tenemos una región absolutamente maravillosa, el eslogan del paraíso natural está muy bien escogido. Soy superfan de Asturias, y pienso que Fitur es su mejor escaparate. Lo es en realidad de forma muy especial para los destinos de España, y ahí Asturias es una región extraordinariamente rica en recursos naturales, patrimoniales y culturales, con esa maravilla que a mí me encanta y que es la proximidad del mar y la montaña y una belleza natural impresionante, unas ciudades con una enorme riqueza cultural y artística... Es un lugar para estar muy orgullosos que hace una promoción turística muy inteligente y bien planteada, que en Fitur hace siempre un montón de contactos útiles. Es, además, un destino muy atractivo para el turismo interior, privilegiado en estos tiempos de pandemia en los que la gente ha decidido optar tanto por un turismo de cercanía.

–El stand de este año explota la “cocina del paisaje”, la fusión entre gastronomía y naturaleza o la cultura sidrera... ¿Bien?

–He estado viendo el montaje, pero todavía no en su totalidad. La cultura de la sidra, sobre todo, me parece muy bien como signo diferenciador de la oferta, pero es que Asturias tiene una enorme riqueza de recursos y muchas singularidades que puede explotar.

Compartir el artículo

stats