Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de CaixaBank pide más medios y menos presión comercial

Medio centenar de empleados se manifiesta ante la sede del banco en València

Concentración ante la antigua sede del Banco de Valencia

Empleados de CaixaBank reclamaron en València más medios y que se reduzca la presión comercial en una protesta convocada por CCOO, SECB y UGT ante la sede de la entidad en la calle Pintor Sorolla, en el marco de movilizaciones en varias ciudades españolas.

Con una pancarta en la que piden "Menos presiones, menos retos, más medios", unas cincuenta personas se han concentrado para decir "basta" y denunciar su sensación de que la empresa ha "abandonado" a la plantilla, que cada vez "sufre más" la crispación "de la calle" en el día a día de las oficinas. Han pedido que el banco garantice los servicios y la inclusión financiera, pero que lo haga con empleo estable de calidad.

Entre los cantos de los asistentes se han podido escuchar frases como "Nos machacáis con insistencia, los empleados somos la esencia" o "Directivos, canallas, os pasáis de la raya".

Según la responsable de CC OO en CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Sara Cutanda, el ERE de la entidad ha tenido consecuencias y ha provocado una situación "insostenible" para una plantilla que ha sido esencial durante la pandemia pero que no dispone de herramientas para dar un mejor servicio a los clientes y que sufre "una presión comercial sin límites".

UGT ha pedido más medios y disminuir las presiones comerciales. "Ni los clientes ni los empleados estamos contentos", ha asegurado la secretaria general del sindicato en CaixaBank Comunitat Valenciana, Mari Carmen Méndez.

Denuncian que el volumen de clientes se ha duplicado con la fusión de Bankia y los medios son "insuficientes" y, aunque son más empleados, no pueden absorber el crecimiento de clientes, ha asegurado el vicepresidente del SECB (Sindicato de Empleados de CaixaBank), Vicente Navarro, quien añade que los clientes de más edad tienen dificultades para pasar de la atención directa a la digital.

Compartir el artículo

stats