Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleària recupera la senda de los beneficios con 49 millones de euros, un 68 % más que antes de la pandemia

La naviera registra 396 millones de ingresos de explotación gracias, sobre todo, a la recuperación del tráfico nacional de pasajeros y las rutas de mercancías con Marruecos

Adolfo Utor, hoy en la rueda de prensa

Tras un 2020 en el que, acuciada por la pandemia, Baleària contrajo unas pérdidas por valor de 15 millones de euros, la naviera ha vuelto a la senda de los beneficios. Según los resultados económicos que ha presentado hoy la firma en un acto celebrado en Palma de Mallorca, el balance de 2021 de la compañía ha dejado un saldo positivo de 49 millones de euros, muy superior también al que se generó en el último año prepandemia, en 2019, cuando fue de 29 millones. En concreto, sus beneficios han crecido un 68 % respecto a aquel año.

Entre los principales motivos de esa recuperación se encuentran los 396 millones de euros de ingresos de explotación de este último año, por los 342 millones obtenidos en 2020; y los 103 millones de Ebitda de 2021 -que el presidente de la compañía, Adolfo Utor, ha calificado como “histórico”-, por los 62 del año anterior. Esos 103 millones de euros de Ebitda han permitido a la compañía compensar los 15 millones de pérdidas de 2020, amortizar deuda, consolidar su solvencia y mantener el plan de inversiones previsto, según han indicado fuentes de la compañía.

“Somos líderes, y somos líderes porque tenemos la mayor cuota de mercado tanto en pasajeros como en mercancías”, ha destacado Adolfo Utor. “A pesar de ser un sector golpeado por la pandemia y las restricciones de movilidad, hemos gestionado esta crisis siendo una naviera cada día más ecoeficiente, comprometida con el territorio y con vocación de servicio público”, ha valorado.

Datos

Datos en mano, Baleària contó en 2021 con 2.911.000 pasajeros y 765.000 vehículos transportados, lo que supone un 38 % y un 29 % más respectivamente que en 2020. No obstante, las cifras aún quedan por debajo de las conseguidas en 2019 (-34 % y -28 %, respectivamente). La recuperación se debe fundamentalmente a los pasajeros nacionales, que han supuesto el 95 % de ese tráfico, ya que las rutas internacionales siguen afectadas por la pandemia por las restricciones a la movilidad y el cierre de la Operación Paso del Estrecho. De hecho, se ha registrado una pérdida del 85 % de los pasajeros en estas rutas respecto a 2019.

Por su parte, en cuanto a las mercancías, el balance es completamente positivo, con un crecimiento del tráfico en 2021 del 15 % gracias a los 6.584.000 metros lineales que se transportaron. En este caso, las rutas internacionales, sobre todo en las líneas con Marruecos, que solo permitían carga, han dejado un incremento de tráfico de un 17 % respecto a 2020 y de un 48 % respecto a 2019.

“Hemos hecho que el total de la flota de la compañía esté trabajando, lo que ha contribuido a obtener estos resultados. Hemos procurado no tener ningún barco parado”, ha considerado Utor, que ha insistido en que un factor positivo para el último año, además del trabajo realizado en el tráfico de mercancías internacional, ha sido que “el turismo de proximidad ha funcionado muy bien en Baleares”. “En Formentera ya no se habló en italiano, se habló en mallorquín y en valenciano fundamentalmente”, ha apuntado.

En vistas del futuro que se le viene a la compañía, Utor se ha mostrado positivo, sobre todo, con una previsible apertura del tráfico de pasajeros con Marruecos, si bien recordó las dificultades provocadas por el precio de los carburantes. “Tenemos la buena noticia de que parece que va a abrir Marruecos, lo que tendrá un efecto positivo. Los negativos: el coste del combustible, que es algo coyuntural, no es algo para toda la vida. Auguramos una gran campaña de verano, sobre todo con los tráficos domésticos, que esperemos que pueda compensar los precios del combustible”, ha aventurado Utor. De hecho, el presidente de la compañía ha llegado a atreverse a dar una estimación de una facturación de más de 500 millones de euros para este 2022, gracias sobre todo a la apertura del tráfico de pasajeros con Marruecos, si bien ha apuntado que todo puede cambiar “dependiendo del comportamiento de la curva del petróleo”, que, sostuvo, espera que bajen sus precios.

Caída de entre el 10 % y el 15 % por la huelga de transportistas

En cuanto a cómo está afectando la huelga de transportistas a la compañía, Utor ha señalado que las caídas durante esta última semana del tráfico de mercancías están entre el 10 % y el 15 %. “Es una cifra importante, pero no nos está afectando de manera determinante; aunque sí que está afectando a las empresas, que están redoblando esfuerzos para que el impacto de la falta de camiones sea el menor posible”, ha indicado. “Espero y confío en que este problema se resuelva lo antes posible, que generará otra punta de demanda para la que estamos preparados”, ha deseado.

Limitación del uso de gas

Utor ha destacado también la apuesta de la compañía por la sostenibilidad, si bien en los últimos meses la naviera ha tenido que adaptarse a nuevos escenarios debido al incremento del precio del gas. “Hemos hecho una inversión de 380 millones de euros en una apuesta decidida por el gas natural renovable, que mantenemos pese a la coyuntura actual”, ha recalcado Utor que, no obstante, ha reconocido que ante la subida del precio del gas en los últimos meses se ha limitado su uso y se ha empleado más fuel. “El coste del gas era inviable, y la versatilidad de los motores duales lo ha permitido (emplear fuel)”, ha aclarado. “Se trata de una medida temporal que adoptamos por responsabilidad y para preservar la viabilidad de la compañía ante la escalada del precio de este combustible”, ha refrendado Utor.

Asimismo, Utor ha añadido que estos motores duales permiten también inyectar hidrógeno hasta un 10 %, y que se están haciendo pruebas para inyectar hasta un 25 %. “Nuestro horizonte son las emisiones neutras en 2050. Estamos involucrados en proyectos vinculados al hidrógeno verde o el biometano de origen renovable, y apostamos por el gas como combustible de transición”, ha reivindicado.

Compartir el artículo

stats