Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La guerra en Ucrania reducirá en 1,3 puntos el crecimiento valenciano este año

BBVA Research prevé que el PIB de la autonomía subirá un 3,9 % frente al incremento del 5,2 % que prevía en febrero

Las playas de València estuvieron llenas el pasado Sábado Santo

La guerra desatada por Rusia en Ucrania va a pasar una relevante factura a la Comunitat Valenciana, aunque el impacto económico será inferior al de otras autonomías con menos turismo y más dependientes de la energía, según la nueva previsión que acaba de publicar BBVA Research y en la que se hace eco del impacto del conflicto bélico. El servicio de estudios del banco calculaba en los pronóstico que hizo públicos el pasado mes de febrero, que la Comunitat Valenciana experimentaría una subida de su Producto Interior Bruto (PIB) del 5,2 % este año y del 5 % en 2023. Pero el 24 de dicho mes, el presidente ruso Vladimir Putin ordenó la invasión de Ucrania y todo ha cambiado sustancialmente.

BBVA Research considera ahora que la economía valenciana crecerá este año un 3,9 %, lo que implica un descenso de 1,3 puntos respecto de la anterior previsión, mientras que para el ejercicio siguiente la caída sería de 1,7, dado que el pronóstico baja al 3,3 %. En este año, el PIB de la autonomía se quedará dos décimas por debajo del 4,1 % de la media española, mientras que en 2023 estarán a la par.

El informe hecho público ayer revisa a la baja los cálculos para todas las autonomías como consecuencia de la invasión de Ucrania y apunta que, aunque el efecto directo de la caída de la demanda en las economías rusa y ucraniana "es limitado, el mayor impacto será por el incremento del precio del petróleo, lo que afectará principalmente a la industria, el sector agroalimentario y la construcción".

Costes

El servicio de estudios del BBVA estima que "el encarecimiento de los costes energéticos, junto con la volatilidad en los mercados internacionales, condiciona la recuperación de las zonas industriales del norte y el centro, excepto Madrid, por la mayor intensidad de uso de la energía en su PIB y la dependencia del comercio exterior". Aragón, Castilla y León, Cantabria, País Vasco, Galicia, Asturias, Navarra, La Rioja y Castilla-La Mancha crecerán por debajo de la media nacional.

La Comunitat Valenciana fue donde menos crecieron los precios industriales en marzo

decoration

En las regiones con una actividad más orientada al turismo y los servicios personales, la revisión de las previsiones es inferior a la media. Será las zonas que lideren el crecimiento en 2022: Canarias, Baleares, Madrid, Cataluña y Extremadura. Por su parte, Andalucía, Comunitat Valenciana y Murcia crecerán "en línea con España favorecidas por un menor peso de la energía en sus economías, así como por la menor exposición a los cuellos de botella internacionales, además del efecto compensador del turismo".

En relación con esto, si se descuenta La Rioja, la Comunitat Valenciana fue el pasado mes de marzo la que tuvo un mejor comportamiento de los precios industriales. En términos interanuales crecieron un 26,2 %, muy por debajo del 46,6 % de la media española. Nada que ver con el 121 % de Asturias. Asimismo, fue la autonomía con un menor incremento de esta variable en relación a febrero de 2022, cuando el aumento fue del 24,2 % interanual. Por tanto, dos puntos más, cuando en la media nacional fue de 5,4 y en Murcia, de 13,2 %, según los datos dados a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato de España, es el más alto desde el comienzo de la serie, en enero de 1976. La energía es el sector que más contribuye a esta evolución, dado que aumenta su tasa más de 18 puntos, hasta el 134,6%.

Compartir el artículo

stats