Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La congestión portuaria ya afecta al 12% de la flota mundial y eleva los fletes de Valenciaport

El levantamiento de las restricciones en el Puerto de Shanghai abre la posibilidad de reducir los tiempos de envío de las importaciones y exportaciones de mercancías con el sudeste asiático

Terminal de contenedores de APM (Grupo Maersk) del Puerto de València, en una imagen reciente. | LEVANTE-EMV

Los fletes marítimos vienen aumentando significativamente desde la segunda mitad de 2020, con efectos significativos en toda la economía mundial al dispararse los costes de los envíos de mercancías, y todo parece indicar que no hay tregua en el corto plazo. El Valencia Containerised Freight Index (VCFI), un indicador de referencia de los precios del transporte de los contenedores para las navieras que operan en el Mediterráneo, ha crecido un 2,09% en mayo respecto al mes anterior y ya acumula un alza del 375% desde los tiempos previos a la covid-19, según indica el informe facilitado ayer por la Autoridad Portuaria de València (APV).

La congestión portuaria ya afecta al 12% de la flota mundial y eleva los fletes de Valenciaport

El movimiento de bienes sigue marcado por el precio de los combustibles, la congestión en los recintos portuarios (que ya alcanza al 12% de toda la flota mundial, según datos de Alphaliner y Linerlytica) y la situación geopolítica. Eso sí, ayer llegó una noticia positiva desde Shanghái. El emplazamiento más grande del mundo ha comenzado a levantar las restricciones y comienzan a reanudarse las actividades comerciales e industriales tras el confinamiento sufrido desde finales del mes de abril por un brote de covid-19, lo que ha provocado grandes retrasos y desvíos de buques por parte de las navieras en estos últimos meses.

Entre las principales zonas afectadas por la congestión destacan el norte de Asia (34%), Estados Unidos (26%) y el norte de Europa (11%). Sobre este aspecto, y en comparación con el mes anterior, hay que destacar que los puertos chinos han superado a los norteamericanos. A tal efecto, los recintos de Los Ángeles y Long Beach han mejorado notablemente sus niveles de saturación, pasando de tiempos de espera de 20 días en el inicio del año, a ocho días a mitad del mes de mayo. En Europa, la situación también se ha visto ligeramente mejorada, aunque sigue siendo preocupante, especialmente en los puertos de Bremen, Hamburgo y Róterdam.

En cuanto al análisis de las diferentes áreas que componen el VCFI, el incremento sigue siendo la tendencia general, a excepción del subcontinente indio (-3,97%) y el Lejano Oriente (-0,15%). Además, destaca el incremento en los fletes de la costa oriental de África (8,41%) como consecuencia directa de las inundaciones que tuvieron lugar en el pasado mes de abril, que siguen bloqueando los accesos del Puerto de Durban (el más grande de África), acumulando grandes cantidades de contenedores y obligando a que se paralice la actividad portuaria. En cuanto al Mediterráneo occidental, se observa en mayo un incremento del 6,67 % con respecto al mes anterior, situándose en 2.489,54 puntos, y acumulando un crecimiento del 148,95 % desde el inicio de la serie en el año 2018. Al mismo tiempo, y si bien el principal mercado de contenedores de Valenciaport es el Mediterráneo-Mar Negro, se ha notificado un retroceso en los tráficos que van hasta Marruecos, Túnez y Argelia, con respecto al ejercicio anterior.

En el área del Lejano Oriente, el indicador de referencia de los fletes señala que ha caído un 0,15 % en mayo, si bien acumula un crecimiento del 276,63 % con respecto al inicio de la serie en enero de 2018. Los flujos de exportación de Valenciaport con la zona del Lejano Oriente han bajado, en especial, con China (-6,95%), el principal socio comercial de Valencia. Con todo, la APV espera que «la situación se vea revertida con el levantamiento de las restricciones en el Puerto de Shanghai».

Compartir el artículo

stats