Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Compromís exige a la ministra Belarra que pague más a los hoteles para salvar el turismo del Imserso

La segunda cadena de la Costa Blanca ya negocia con sus trabajadores pasar a fijos discontínuos y cerrar en temporada baja

Turistas del Imserso haciendo gimnasia en Benidorm el invierno pasado. DAVID REVENGA

El senador de Compromís, Carles Mulet, ha reclamado al Gobierno conocer cuáles van a ser las líneas estratégicas y prioridades del Gobierno respecto al turismo social en los próximos meses y años, después que este verano hayan saltado las primeras voces en el sector de los alojamientos que alertan de “la falta de viabilidad” del programa del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) de vacaciones sociales, que puede acabar teniendo problemas de plazas en los próximos meses.

La propia patronal Hosbec ya ha advertido que muchos de sus hoteles asociados tienen decidido cerrar en la temporada baja y que sus trabajadores pasen a ser fijos discontínuos, al no poder trabajar con los precios fijados por el Ministerio de Derechos Sociales, de la ministra Ione Belarra, que se niega a subir la tarifa que paga a los hoteleros (23 euros persona y día) frente a los 30/33 euros que cuesta la plaza al hotel. En estos momentos varias cadenas, entre ella la segunda de la Costa Blanca (Magic) ya negocian que sus trabajadores puedan pasar a fijos discontínuos en temporada baja, ya que tiene previsto cerrar hoteles si no se suben los precios. Las cuentas no salen.

Compromís subraya que ante las quejas de numerosos hoteles, que se evidenciaron durante la pandemia una vez conocidas las acondiciones del plan en un momento especialmente delicado para los establecimientos tras la crisis sanitaria y los cierres, y ante la importancia en creación de empleos que supone en territorios como el valenciano -donde numerosos establecimientos pueden salvar la estacionalidad con clientes de la tercera edad y mantener puestos de trabajo-, "la coalición ha realizado distintas preguntas al Gobierno alentándole a sentarse con los establecimientos y tratar de reformular el Plan Imserso, en cuanto a las aportaciones del Estado o a la parte que pagan los propios usuarios para llegar a cubrir los costes a los hoteleros y restantes empresas involucradas (agencias y medios de transporte)".

Mulet ha reclamado algún plan de choque del Estado en caso de encontrarse con una falta real de plazas ofertadas “para que no fracase por primera vez en 30 años. Parece razonable que, con el incremento en todos los costes, las aportaciones del Estado se revisen al alza”, señala.

El senador afirma que, si bien han nacido otras formas de contratación y la sociedad ha cambiado notablemente en estas décadas en nuestro Estado “es importante conciliar este programa como una medida económica más y sería muy positivo sentar a las partes para abordar con los hoteles aspectos tangenciales que pueden envolver un buen acuerdo, como creación de empleo, la mejora de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, en la lucha contra la estacionalidad y discontinuidad o en la mejora del servicio que se presta siempre desde la óptica de la rentabilidad para los distintos actores”.

Desde la coalición recuerdan que numerosos hoteles han calificado de “inviable” el actual programa de vacaciones para mayores (Imserso) que organiza el Ministerio de Derechos Sociales y han anunciado que se verán obligados a rechazar la oferta plazas para los próximos programas si los adjudicatarios no pueden mejorar el precio ofertado hasta la fecha, ya que la totalidad de la planta hotelera que participaba hasta esta pasada primavera en el programa ha sufrido en lo que llevamos de año un gran sobrecoste inesperado por el alza de los precios, que repercute directamente en el coste, y que ya les ha hecho entrar en pérdidas, que han debido asumir en algunos casos íntegramente, puesto que los precios hasta junio 2022 estaban ya cerrados y pactados.

Desde la coalición recuerdan que numerosos hoteles han calificado de “inviable” el actual programa de vacaciones para mayores (Imserso) que organiza el Ministerio de Derechos Sociales y han anunciado que se verán obligados a rechazar la oferta plazas para los próximos programas si los adjudicatarios no pueden mejorar el precio ofertado hasta la fecha, ya que la totalidad de la planta hotelera que participaba hasta esta pasada primavera en el programa ha sufrido en lo que llevamos de año un gran sobrecoste inesperado por el alza de los precios, que repercute directamente en el coste, y que ya les ha hecho entrar en pérdidas, que han debido asumir en algunos casos íntegramente, puesto que los precios hasta junio 2022 estaban ya cerrados y pactados.

Compartir el artículo

stats