Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El importe medio de las pensiones de jubilación valencianas se ha disparado un 26 % en la última década

Pese a que la prestación de las mujeres se ha elevado desde 2012 un 38,7 % hasta los 849 euros, la brecha en la retribución de ambos sexos se ha seguido incrementando

El importe medio de las pensiones de jubilación valencianas se ha disparado un 26 % en la última década

La situación del sistema de pensiones de jubilación en la Comunitat Valenciana ha sufrido una transformación casi completa en la última década. Cada vez son más y, de media, el montante económico de la prestación recibida al mes resulta superior. Es un paradigma comprensible. En los últimos años se han ido retirando de la actividad laboral aquellos niños que nacieron en la década posterior a la Guerra Civil -en los que se rozaban o superaron los 600.000 nacimientos anuales en toda España-, los cuales notaron durante su vida laboral una mejora económica de salarios respecto a las generaciones previas. Además, a ello se ha ido sumando una revalorización pequeña pero continua de estas prestaciones.

En este contexto, se entiende que la pensión media por jubilación en el año 2021 – el último que ha dado a conocer el Institut Valencià d’Estadística– se sitúe ya en los 1.105 euros, un incremento del 26,28 % respecto al valor que se daba en 2012, cuando esta cifra se quedaba en los 875 euros. Por sexos, la pensión media de los hombres retirados se ha incrementado en la década un 23,88 % (de 1.030 euros a 1.276), casi un 15 % menos de subida que el experimentado para las de las mujeres (+38,72 %, pasando de 612 euros a 849).

Pese a ello, la brecha entre sexos –marcada por la menor retribución de las mujeres respecto a los hombres durante décadas en el ámbito laboral– ha seguido elevándose ligeramente, desde los 418 euros de 2012 a los 427 actuales. No en vano, solo tres de cada diez mujeres cobran ahora más de 800 euros en su pensión, un porcentaje que en los hombres casi llega al 75 %.

Variación territorial

Tampoco ha sido homogénea la distribución de este crecimiento por toda la autonomía. El Camp de Morvedre, que hace una década era la única comarca cuyo importe de la prestación media superaba los 1.050 euros, ha sido la que menos variación ha experimentado de todo el territorio valenciano, con un 18, 9 %.

Este crecimiento resulta casi la mitad del que se registra en el Alto Mijares (36,2 % de subida), aunque en este enclave castellonense la pensión promedio no alcance todavía los 1.000 euros (978). Esta perspectiva se repite en hasta 15 comarcas más (6 alicantinas, 4 castellonenses y 5 valencianas). Además, solo en 82 de los 542 municipios de la Comunitat Valenciana se supera la media de 1.105 euros, entre ellos las tres capitales de provincia, Torrent, Vila-real, Paterna o Sagunt.

Número de personas

Más allá del importe, el número de pensiones por jubilación en la última década ha crecido en un 15,8 %, alcanzando ya los 629.075 personas. En esa subida, representada por 51.202 mujeres y 34.801 hombres, también se acrecienta otra realidad: la amplía diferencia que se vive entre las comarcas de costa y del interior. Hasta cinco territorios valencianos (Els Ports, Alt Maestrat, Alto Palancia, Alto Mijares y el Rincón de Ademuz, todos ellos del interior) han perdido pensionistas en los últimos diez años, mientras en las comarcas costeras se ronda o se supera ampliamente el 10 % –o incluso el 20 %– de incremento en el número de jubilados.

Compartir el artículo

stats