La empresa valenciana Enesa Continental, especializada en ignifugación y tratamientos anticorrosivos, prevé aumentar la plantilla de su delegación de Huelva en un 40% durante el primer trimestre de 2023. Son 12 personas que se suman a los 30 puestos de trabajo consolidados en el presente ejercicio. Concretamente, son profesionales especialistas de chorro y pintura para el sector industrial, químico y energético. La firma, con presencia en Portugal y Reino Unido, abrió la delegación en el Parque Huelva Empresarial el año pasado y tiene en nómina a personal cualificado de la provincia, con experiencia en el sector industrial. Son ingenieros, técnicos de seguridad, inspectores de recubrimientos, encargados, capataces y oficiales expertos, así como gente joven que está formándose internamente en la empresa.

Las instalaciones en Huelva ocupan un espacio de 2.000 metros cuadrados y durante el último año la compañía ha invertido más de 300.000 euros en maquinaria nueva, como una cabina de chorreado semiautomática y otro tipo de equipos que le permiten ofrecer un servicio de primer nivel a empresas como Cepsa, Fertiberia, Electroquímica, Decal o Sandfire Matsa, entre otras y es que es la empresa con mayor número de homologaciones y certificaciones de su sector en toda Andalucía. La empresa ha firmado proyectos en la provincia por 1,7 millones de euros en el último año.

El CEO de Enesa Continental, Santiago Escobedo, afirma que “el hecho de ejecutar proyectos en toda España y Portugal, así como trabajos que salen de Huelva hacia otros países, nos permite tener un gran equipo onubense con mucha estabilidad laboral". En este sentido, Escobedo asegura: “Somos capaces de ejecutar trabajos en diferentes ubicaciones en las temporadas en las que hay poca carga de trabajo en Huelva y a la vez tenemos un gran equipo humano”.

Desde los talleres de Huelva han salido proyectos para diferentes zonas de España y Portugal, pero también para Escocia, Alemania o Libia. En el primero, una planta de residuos en Aberdeen; en el país germano, una planta de generación de energía en el complejo industrial Scholven, cerca de Dortmund; en el país africano, se ha ejecutado un proyecto de protección contra el fuego para estructuras en la refinería Sarir.