Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Jesús María Ruiz de Arriaga

«Las cláusulas suelo son nulas y hay que devolver el dinero»

El abogado que ha recuperado decenas de millones a ahorradores por la venta de las preferentes acusa al Banco de España de no haber hecho su trabajo de control antes de la crisis

¿En qué situación se encuentran las demandas por las preferentes?

Hemos ganado globalmente en todos los productos bancarios (acciones, preferentes, deuda subordinada...), el 98 % en primera instancia y el 100 % en apelación. Hemos conseguido recuperar unos 180 millones y todavía nos quedan pendientes de sentencia casi 30.000 reclamaciones.

¿Qué sucederá con la querella por la salida a bolsa de Bankia bajo la presidencia Rodrigo Rato?

Me parece sorprendente el último informe que el Banco de España ha entregado al juez de la Audiencia Nacional donde se posiciona en contra de sus propios inspectores [aunque estos fueran designados por el juez]. En él concluye que las cuentas de Bankia estaban bien. Y también que nadie pregunte que si todo estaba bien por qué se rescató la entidad con 23.000 millones. Nuestro objetivo es recuperar el dinero de los engañados, no ir penalmente contra nadie.

Por lo que veo, no se cree el informe del Banco de España.

El Banco de España tiene que decir eso porque, de lo contrario, sería admitir su culpabilidad en lo que pasó, lo cual es evidente. Las cuentas de Bankia estaban mal y no me vale la excusa de la coyuntura porque las demás entidades también hubieran tenido problemas [y no han necesitado rescate].

Respecto a las cláusulas suelo de las hipotecas. La Comisión Europea ha recomendado que no se debían haber aplicado y que habría que devolver el dinero.

Y es lo que dice el derecho español.

¿Eso significa que los bancos deberían devolver el dinero sin pleitear?

No, los clientes tendrán que pleitear. Los bancos están ahora ofreciendo cláusulas durmientes, es decir, que te dicen que no te cobran pero no te lo ponen por escrito, por lo que en un futuro te lo pueden reclamar. O te hacen firmar que renuncias a reclamar la retroactividad. El Supremo declara que las cláusulas suelo son una práctica abusiva y se debe considerar nula. Determina una fecha para pagar cuando alguien presenta una demanda. Eso no se sostiene jurídicamente. La nulidad implica que nunca existió y se debe devolver el dinero desde el principio.

¿Qué le diría a los cientos de españoles afectados?

Les diría que compraron dos productos en lugar de uno. Les vendieron una hipoteca y una cláusula suelo. Les diría que no lo consientan, los bancos se van a quedar con el dinero que no se reclame.

¿Qué papel han jugado los diferentes estamentos del poder político en este episodio de la historia de España?

La legislación es suficientemente protectora. El problema son los reguladores y los partidos políticos e, incluso, la sociedad en su conjunto. El Banco de España tenía que haber vigilado, no solo las salidas a bolsa sino los productos financieros. De hecho es la defensa de Rodrigo Rato, que dijo que le controló el Banco de España.

La Justicia sí que ha trabajado bien.

Lamentablemente los ciudadanos no confían en la Justicia. Pero nosotros hemos ganado el 100 % de los casos en segunda instancia.

¿Las preferentes y la deuda subordinada se crearon para socializar las pérdidas de la banca entre los ahorradores?

Ambas son el caso más sangrante porque se socializó con los abuelos. Los engañaron con cariñitos. En la Comunidad Valenciana hubo un director de oficina que engañó a todo un asilo. Es cutre como lo hicieron porque es un proceso chapucero.

¿Aparte de la ambición desmesurada de la banca no hubo también personas a las que les pudo el interés por conseguir grandes rentabilidades? Sabemos que más intereses es igual a más riesgo.

Eso es la mitad de la verdad. En aquel momento había unas tensiones financieras muy fuertes. Catalunya Caixa ofrecía plazos fijos al 7 %. A mí no me sirve de excusa que la víctima se tenga que dar cuenta de una estafa. Si hubieran dicho a un abuelo que no podría recuperar los ahorros no lo hubiera firmado.

¿Tienen pensado entrar en las demandas contra Volkswagen por las emisiones de gases fraudulentas?

Este engaño tiene un particularidad. Y es que ha engañado a sus competidores. El problema que se plantea es que esa reclamación no es viable porque lo único que voy a reclamar se basa en criterios técnicos y las reclamaciones no son tan elevadas. Nosotros no queremos juicios sino que nuestro cliente gane dinero. Eso sí, es un daño al medio ambiente, a competidores y a consumidores.

¿Cree que las entidades financieras han aprendido de la crisis?

Los políticos creen que sí. Pero quiero recordar que antes ya había medidas para que esto no ocurriera. Si se vuelve a producir una crisis como la de 2008 y los bancos tienen que luchar por su supervivencia lo pueden volver a hacer. Los ciudadanos tampoco aprendemos porque nos engañan y seguimos.

Compartir el artículo

stats