Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una València de película

El rodaje en la ciudad de producciones como Tomorrowland o el embarcadero suponen un foco de atracción cada vez más grande para miles de visitantes

Una València de película

Las verdes colinas de Nueva Zelanda, la amurallada ciudad croata de Dubrovnik o la pequeña localidad escocesa de Glen Coe comparten una característica que los ha hecho únicos. Su gran atractivo no son solo sus impresionantes paisajes o la historia que envuelve alguno de sus edificios, sino que va más allá, llegando a hogares de todo el mundo sin oposición. La pantalla, ya sea grande o pequeña, ha transformado estos lugares en emblemáticos, gracias a grandes rodajes como El Señor de los Anillos, Juego de Tronos o Harry Potter que han elevado sus entornos a auténticos templos de culto para millones de fans que día a día los visitan, convirtiéndose en paralelo estas grandes producciones en los mejores escaparates de promoción para el turismo. Solo en 2017, según un estudio de TCI Research, 80 millones de turistas internacionales viajaron a conocer localizaciones de películas, series o anuncios publicitarios, una cifra que se ha duplicado en los últimos cinco años. Es este mercado imparable, ciudades como València están viviendo una época cada vez más dorada, aumentando año a año su aparición en grandes producciones. La presencia en la capital del Turia de recursos naturales como la Albufera, de patrimoniales como el centro histórico o de grandes infraestructuras como la Ciudad de las Artes y las Ciencias o La Marina ha colocado a la ciudad como un plató ideal para el rodaje de películas, series, videoclips o, incluso, anuncios publicitarios. Y así lo demuestran los datos de València Film Office. Desde 2015, la cifra de consultas para realizar un rodaje en València ha ido aumentando constantemente, pasando de 25 peticiones hace cuatro años a 196 en 2016, 304 en 2017 y un total de 341 el pasado año, un número que podría verse incrementado todavía más este 2019 al registrarse, solo hasta este mes abril, un total de 141 peticiones, de las cuales un 61 % de ellas ya se han convertido en una realidad, un porcentaje mayor que en cualquier año anterior.

Grandes producciones de Hollywood como la película Tomorrowland: El Mundo de Mañana, dirigida por el oscarizado Brad Bird y con George Clooney como protagonista; films nacionales como El Reino o Paella Today; series internacionales como Doctor Who o nacionales como El Embarcadero o rodajes publicitarios de marcas mundiales como Toyota, Vodafone o Intersport han tenido en la ciudad de València un rodaje parcial o total de sus proyectos, generando con ello no solo un gran reclamo turístico para la ciudad, sino también un considerable impacto económico. Como explicaba esta misma semana el director de la Fundación Turismo València, Antonio Bernabé, «aproximadamente el 30 % del coste de un rodaje repercute en el lugar en el que se hace», debido no solo al gasto del equipo que viene de fuera «como actores, equipo técnico o producción», sino también porque a veces «se contrata equipo adicional local», lo que genera «un mayor impacto» en la economía y la industria del municipio.

Pero no solo la promoción pasa por aparecer en estos grandes rodajes, sino también por aprovechar el tirón que estos dejan en la ciudad para atraer miles de visitantes y,también, nuevos proyectos. En esta línea, la Fundación Turismo València, junto a València Film Office, puso ayer por primera vez en marcha una ruta guiada a través de los escenarios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias donde se han grabado grandes producciones, un recorrido que se puede seguir además con códigos QR que trasladarán a aquellos turistas amantes de las series y películas directamente al proceso de grabación de estos productos.

Paralelamente, también se inicia otra ruta -sin guía pero con códigos- que tendrá, en el centro histórico del «cap i casal» como plató de rodaje, su principal atractivo turístico. No obstante, estas rutas cinematográficas no estarán solas. A ellas se suma además la participación de la entidad turística en certámenes como el Marche du Film (Cannes) o la Association of Film Commissioner Internacional (Los Ángeles) -a través de la cual poder tener encuentros con profesionales de grandes compañías audiovisuales como Disney, 20th Century Fox o Universal- o el Cannes Lions, un evento centrado en el negocio audiovisual publicitario. Todo ello servirá, como resalta la presidenta de la Fundación Turismo València, Sandra Gómez, para que la ciudad siga convirtiéndose «en escenario de referencia para grandes productoras que valoran el magnetismo y la diversidad de recursos que ofrece».

De la Ciudad de la Luz a Juego de Tronos

Pero no solo València ha acaparado los focos de las grandes producciones dentro de la Comunitat Valenciana. Ampliamente conocido fue el gran proyecto que a comienzos de siglo impulsó la Generalitat Valenciana en Alicante con la Ciudad de la Luz, una iniciativa para competir con la gran industria internacional que entre 2005 y 2012 tuvo hasta 63 películas grabadas en sus estudios, algunas de ellas tan exitosas como Lo imposible. Sin embargo, el proyecto acabó naufragando. La gran apuesta acabaría abandonada durante años y, en 2018, desaparecería finalmente absorbida por la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV). Más suerte tendrían otros grandes rodajes como El Olivo, filmada principalmente en el municipio castellonense de Sant Mateo y otros pueblos del Baix y Alt Maestrat, que se llevó con Anna Castillo el Goya a la mejor actriz revelación en 2016 y estuvo preseleccionada para representar a España en los Oscar de 2017. Otros lugares como La Colonia de Santa Eulalia fue el principal escenario donde se grabó la exitosa serie valenciana L'Alqueria Blanca, una de las producciones que atrajeron un gran número de turistas a este pedanía valenciana. No obstante, los más seriéfilos tendrán en Peñíscola su principal foco de atracción. Esta localidad de 7.500 habitantes vio como parte de la sexta temporada de Juego de Tronos se grababa en algunos de sus principales enclaves, como el castillo del Papa Luna, una filmación que le generó, solo en 2015, más de 40 millones de euros de impacto económico por su difusión en la prensa internacional además de convertirse, según un estudio de JP Morgan, en uno de los municipios punteros en la creación de empleo turístico en España (21 %). Grandes rodajes para convertir a lugares como València en verdaderos escenarios de película.

Compartir el artículo

stats