Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los prácticos y boluda toman más precauciones

Los prácticos del Puerto de València y Boluda Corporación Marítima (división del naviero que es líder en España y segunda del mundo con una flota de 300 remolcadores) toman precauciones. Los prácticos se suben al puente de mando de los cargueros para entrar y salir del puerto con una facilidad asombrosa. Parecen barquitos de nada aunque los remolcadores con motores de 8.000 caballos de potencia son capaces de arrastrar gigantescos portacontenedores, graneleros o petroleros. Son como los controladores aéreos, pero del mar. El oficio de práctico es también arriesgado en estos tiempos aunque se toman las medidas necesarias. Manuel Meléndez es un veterano y curtido práctico que no tiene reparos en enfundarse un equipo de protección individual, con guantes y mascarillas, se subió esta semana a un petrolero procedente de la India, entre otros servicios. Allí saludó al capitán del buque y sus pilotos y tomó los mandos de la nave para atracarla en la terminal de hidrocarburos del recinto del Grao. «Aunque estamos un poco preocupados por esta situación no podemos restringir ni disminuir el trabajo dada la importancia para la cadena logística. A pie de muelle estaban dos amarradoras, Mayte Romocollada y Giovanna Cortina. Ellas, entre otros trabajadores, ayudan a los prácticos a amarrar y desamarrar barcos en los norayes. «El 90% de las mercancías de fuera de España llega por barco. Estamos convencidas de que todo saldrá bien. Debemos estar al pie del cañón», indican.

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats