30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ladrillo conquista el golf

En la Comunitat Valenciana hay más de 100.00 viviendas en 13.630 millones en campos de golf que atraen a extranjeros con un alto poder adquisitivo y a familias españolas

Viviendas integradas en el 
campo de golf de San Juan
Playa. rAFA ARJONES

Viviendas integradas en el campo de golf de San Juan Playa. rAFA ARJONES

En la Comunitat Valenciana hay 101.719 viviendas vinculadas al golf. La inversión inmobiliaria en casas en campos de golf en las tres provincias valencianas alcanza los 13.630 millones de euros, según revela un estudio de IE University en colaboración con la Asociación Español de Campos de Golf. Estos complejos atraen a empresarios y directivos europeos con alto poder adquisitivo que huyen del invierno del norte del continente. El gasto medio diario de estos turistas es de 324 euros entre campos de golf, hoteles, restaurantes, compras y transporte. Tras su primer contacto con la Comunitat Valenciana una buena parte de ellos acaba comprándose una segunda residencia junto a los resorts de Valencia, Alicante y Castelló, y viene constantemente a lo largo del año. Además, valencianos que no practican el golf buscan vivienda junto a los campos por la conexión con la naturaleza. Estas cifras no han pasado desapercibidas para muchos promotores que han decidido desarrollar proyectos de viviendas alrededor de alguno de estos complejos. Las consultoras inmobiliarias aseguran que las ventas en urbanizaciones como Torre en Conill (Bétera) son «espectaculares» pese a la pandemia. Las zonas calientes en la Comunitat Valenciana se encuentran en Torre en Conill (que está rodeado por los campos del Club de Golf Escorpión), Dénia y Xàbia, Alicante (Playa de San Juan) y la Vega Baja. Los compradores proceden mayoritariamente de Reino Unido, Alemania, Francia, Países Bajos y Bélgica.

La Comunitat Valenciana y Andalucía concentran el 70 % de la inversión inmobiliaria vinculada al golf de España. En Andalucía la inversión es de 15.083 millones de euros (1.400 millones de euros más que en la C. Valenciana).  El valor medio de este tipo de inmuebles es de 134.715 euros, pero los más exclusivos en zonas como Dénia o Xàbia cuestan dos millones de euros.

Ximo Ferrando, responsable de la oficina de Engel & Völkers en Dénia, puntualiza que en la Marina este tipo de viviendas parten de 400.000 euros y son casas codiciadas por directivos europeos con un alto poder adquisitivo. «Nuestros compradores son sobre todo alemanes, suizos, holandeses, francesas y belgas. Entre el 85 % y el 90 % de las viviendas que adquieren son villas. Suelen venir varias veces al año, no solo en verano. Pueden llegar a volar a Alicante entre seis o siete veces. La ventaja es que tenemos un buen clima todo el año y estamos muy bien conectados con Europa», destaca Ferrando. Los dos polos de atracción en la Marina Alta son el campo de golf La Sella en Dénia y el del Club de Golf Jávea en Xàbia. El representante de Engel & Völkers indica que en La Sella (que se encuentra a unos cinco kilómetros de la playa) está a punto de iniciarse una promoción de setenta apartamentos de hasta tres habitaciones que tienen un precio de salida de medio millón de euros, aunque en este tipo de complejos no es habitual encontrar pisos porque «los compradores buscan estar el 80 % del tiempo en el exterior». Los compradores de este tipo de vivienda son directivos europeos a partir de 45 años. «Cada vez viene gente más joven», asegura Ximo Ferrando.

El informe de IE University y la Asociación Española de Campos de Golf incide en que «aunque la mayoría de los turistas se alojan en hoteles, los que juegan al golf son más fieles por lo que tienen una mayor probabilidad de acabar alojándose en viviendas de su propiedad. Mientras que el turista de golf tiene un 23,7 % de probabilidades de alojarse en una segunda residencia para el turista español medio esta posibilidad es solo del 5 %. Se estima que en 2018 los turistas extranjeros de golf disponían en toda España de alrededor de 283.000 viviendas en propiedad con un valor de 42.000 millones de euros. Esta importante inversión inmobiliaria produjo además un gasto anual recurrente», según recoge el informe. El análisis precisa que cada año viajan a España 1.195.000 turistas extranjeros en busca de campos de golf y muchos de ellos acaban comprándose una vivienda. El estudio ha examinado los desarrollos inmobiliarios en torno a los clubs de golf Escorpión, Lo Romero (Pilar de la Horadada) y Costa de Azahar (Castelló de la Plana). Los consultores inmobiliarios señalan que las urbanizaciones más grandes están en Alicante y el área metropolitana de València, aunque Castelló cuenta con proyectos urbanísticos importantes como la urbanización Golf Mar San Jordi o el PAI de San Gregori de Borriana donde hay previstas 6.000 viviendas.

Cristina Recasens, fundadora de Recasens Real Estate, precisa que los campos más grandes del área metropolitana de València están situados en El Saler, Bétera y Chiva. «Las personas que quieren irse a vivir junto a un campo de golf buscan calidad de vida. Hay mucha gente que no juega al golf, pero quiere instalarse en esas zonas por el estatus que proporciona. Apuestan por vivir a Torre en Conill porque allí tienen la casa los jugadores del Valencia CF.  En la zona de Torre en Conill y Mas Camarena hay cerca de 3.000 viviendas. Los que realmente juegan al golf son extranjeros. Yo tengo clientes ingleses que han decidido instalarse en El Bosque (Chiva) para estar cerca del campo de golf», apunta.

El subdirector general y director del Área Residencial de Olivares Consultores, José Manuel Martínez Plaza, explica que en los últimos meses han comercializado tres promociones de obra nueva en Torre en Conill. «Las ventas en las tres han sido impresionantes. La mayoría de los compradores no juega al golf. Ahora estamos comercializando 80 unifamiliares de Habitat y ya hemos vendido la mitad. Empezamos a venderlos en febrero, en el inicio de la pandemia. Todo lo que rodea a un campo de golf visualmente es muy potente, tanto si juegas al golf como si no. Allí te puedes comprar una casa por 240.000 euros con cuatro dormitorios y estás al lado de la capital», subraya Martínez.

Compartir el artículo

stats