Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Polo: "El emprendedor debe pensar no tanto en vender como en hacerse grande"

Alto comisionado para la España Nación Emprendedora

Francisco Polo

Francisco Polo

El emprendedor Francisco Polo (València 1981), es el responsable del Gobierno para el proceso de transformación digital de España. Polo reporta directamente al presidente del Ejecutivo como alto comisionado para la España Nación Emprendedora y ha trazado la estrategia del país que busca una transformación radical del sistema productivo en un horizonte de diez años hacia una economía moderna basada en la innovación y la ciencia. Israel es uno de los referentes mundiales de esta estrategia en un concepto acuñado como Startup Nation, aunque España ha adaptado el modelo a la idiosincrasia europea. Polo ha presentado esta semana en València los primeros avances, que pasan por mejoras fiscales para incentivar el emprendimiento y una rebaja de la burocracia para atraer el talento internacional de los conocidos como ‘nómadas digitales’. Las medidas son las que pedían inversores y emprendedores. Polo fue el creador de Actuable, la startup española que en solo 18 meses pasó de 40 usuarios a dos millones y medio. Actuable se acabó fusionando con Change.org, la mayor plataforma de peticiones del mundo, en la que ejerció de director para España hasta 2017.

¿Cuántos años necesita España para ser una nación emprendedora?

Nosotros hemos establecido en la estrategia España Nación Emprendedora un plan a diez años para conseguirlo en 2030. Hemos estado trabajando con todo el ecosistema de emprendimiento innovador para entender en términos profundos cuáles son las necesidades de España. Hemos delimitado cuatro grandes metas. La primera pasa por acelerar el proceso de maduración de la inversión en nuestro país, que esa curva de incremento de la inversión siga creciendo. Segundo, tenemos que convertir a España en un paraíso de talento. Debemos se capaces de desarrollarlo, pero también de retenerlo y atraer el internacional. El tercer reto es que hay que ampliar los horizontes de los emprendedores, que un porcentaje mayor de empresas españolas no piense tanto en vender como en escalar. El objetivo debe ser hacerse grandes, comprar otras empresas a nivel internacional para empezar a cultivar hoy las grandes compañías que generen en 2030 mejores empleos y más estables. La cuarta meta es hacer de la Administración un sector público emprendedor. Esto significa que la Administración pública genere marcos regulatorios favorables como la ley de startups, remueva barreras y realice inversiones a las que no llegan ni los fondos de capital riesgo ni por volumen ni por mantenimiento en el tiempo.

¿Cómo van a convertir a España en un paraíso para el talento?

Dentro de las cincuenta medidas de la estrategia España Nación Emprendedora tenemos varias destinadas al talento. Hay dos muy demandadas por el sector emprendedor. La primera es una reforma del tratamiento de las stock options (acciones que utilizan las startups para retribuir y que los emprendedores aceptan ante la expectativa de su revalorización). Son un instrumento que debe servir para retener y atraer talento. Hace más de 20 años se decidió transformar su tratamiento debido a una serie de escándalos de carácter especulativo en grandes empresas. Tenemos que recuperar la función de las stock options porque son herramientas en esa batalla internacional por el talento. Necesitamos un tratamiento que nos ponga con las mismas capacidades que tienen Reino Unido, Francia o Alemania. Otra medida es la reforma de los visados para poder atraer talento a España.

El otro día me contaban el caso de una emprendedora argentina que pasó un calvario para poder instalarse con su startup en España. ¿Cúando se va a resolver ese problema de burocracia?

El 11 de febrero, el presidente del Gobierno presentó la estrategia de España Nación Emprendedora y destacó dentro de un conjunto de 50 medidas que 9 eran prioritarias. Una de ellas es el cambio del tratamiento de los visados. Esperamos poder tratarlo este mismo año.

En los presupuestos de este año hay 1.803 millones de euros para el impulso de la nación emprendedora, ¿en qué se van a invertir?

Una gran parte de los fondos van orientados a las medidas prioritarias. Entre ellas, la creación de la oficina nacional de emprendimiento que aspira a convertirse en la ventanilla única. Es un proyecto que ya está en marcha por parte del Ministerio de Economía. Va a lanzar una primera versión en formato ‘online’ para aunar las distintas ventanillas de los diferentes ministerios. Nosotros somos más ambiciosos. Aspiramos a que la oficina nacional de emprendimiento se convierta en espacios físicos en diferentes puntos de nuestro territorio. Ligado a esto está el proyecto Renace, la red nacional de centros de emprendimiento. El Estado puede conectar todas las incubadoras y aceleradores del país.

Hay una brecha digital en las escuelas con niños que en el confinamiento han asistido a clase a través de los móviles de sus padres. ¿Cómo se puede acabar con esa brecha?

Ahí lo que hay que hacer es poner en marcha planes como el que anunció el presidente del Gobierno de recuperación y resilencia. Uno de los pilares de ese plan pasa por la digitalización de las escuelas y las universidades. La pandemia ha sido algo terrible, pero de las pocas cosas buenas que podemos sacar es el enorme avance en digitalización que ha supuesto y que nos ha hecho adelantar varios años en pocos meses.

Dentro de este nuevo modelo económico que impulsan, ¿qué carrera recomendaría a los jóvenes?

Yo recomendaría a la gente joven que estudie aquello que le apasione, pero que viera si le puede interesar alguna de las carreras STEAM, que están vinculadas a la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las artes y el diseño, y las matemáticas. Y que no pensara solo en la materia sino que se diera cuenta de todo lo que puede llegar a hacer o qué trabajos puede conseguir con ese tipo de carreras. Desafortunadamente, en España todavía tenemos muchos estereotipos asociados a estas carreras como que son tremendamente difíciles o que nos llevan a trabajar en una habitación gris. Son las que van a abrir las puertas del futuro.

En esas carreras hay una brecha tremenda entre los hombres y las mujeres

La estrategia de España Nación Emprendedora incluye medidas transversales para cerrar las brechas sociales. No podemos construir la nación emprendedora sin el 50 % de la población. Las ingenieras en España son solamente el 16 %, porcentaje similar al del resto del mundo.

Su cargo es especial y reporta directamente al presidente.

Por primera vez en la historia un presidente del Gobierno ha decidido crear un alto comisionado para la España Nación Emprendedora. Nos da la oportunidad de poder tratar las cuestiones desde la propia presidencia, ayudando a orientar la acción de los ministerios y con independencia para trabajar fuera de los flujos que se suelen criticar dentro de la política. Se suele decir que la política piensa en el corto plazo. El presidente acaba de presentar una estrategia a diez años. Hemos hecho el trabajo de entender los retos que debemos abordar para que en 2030 seamos una nación emprendedora que tiene al sector innovador como rompehielos de este nuevo modelo. El objetivo es que las empresas resistan mejor los golpes económicos y creen mejores empleos.

Compartir el artículo

stats