Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPINIÓN

Debemos ser más profesionales

Campo de
cítricos en 
Burriana

Campo de cítricos en Burriana

Nos encontramos a las puertas de la nueva campaña citrícola, y muchas metas que conseguir. Una de ellas, y de máxima urgencia, es la creación de un contrato homologado, referente para las transacciones comerciales en la citricultura nacional. La asamblea de Intercitrus esta próxima, y la nueva presidencia, debería asumir como prioritario sacar a delante un el contrato homologado. Los agricultores debemos ser profesionales y acostumbrarnos a defender nuestros derechos. No puede ser que se incrementen nuestros gastos y desciendan nuestras ganancias, porque somos incapaces de imputarlos en nuestro precio de venta. Desde UPA PV no vamos a permitir que nadie ningunee a los agricultores, a su trabajo y a su producción, pero nosotros somos los primeros que debemos comportarnos con más profesionalidad a la hora de vender nuestra cosecha. Tenemos que exigir un contrato por escrito, emitir factura de venta, pedir factura al corredor a la hora de pagar sus honorarios.... Todo esto también es ser profesional. Igualmente, exigir que se cumpla la normativa respecto a los plazos de pago a 30 días, o que se cubran nuestros costes de producción, como marca la ley, también es ser profesional. Hay que poner en valor nuestro trabajo, los productos del campo valenciano son de máxima calidad. El clima, nuestro saber hacer y la experiencia transmitida por nuestros antepasados, nos han convertido en lo que somos, un referente mundial. Los agricultores nos enfrentamos continuamente a cientos de adversidades, muchas de ellas incontrolables como la meteorología o las plagas. Estamos acostumbrados a lidiar, pero necesitamos que la administración, sino nos ayuda, al menos no nos pida milagros. Sin ir más lejos, el ‘cotonet’ de Sudáfrica está provocando estragos en nuestros cultivos. Lo vemos en el campo, y lo escuchamos cuando hablamos con los agricultores. Sus testimonios son estremecedores, y cuando se los transmitimos a la administración, nos dan respuestas de futuro, que obvian el presente. La Conselleria de Agricultura no puede exigirnos el cumplimiento de medidas de bioseguridad, que sabe de antemano nos son imposibles de poner en práctica. Desinfección de cajas, camiones, material, cambios de ropa… Acciones que además de difíciles de implementar ¿quién la va a controlar? En cualquier son soluciones a medio o largo plazo, pero ¿qué hacemos con los daños de la plaga hoy? Queremos, necesitamos medidas inmediatas. No queremos un «vamos a ver y luego si eso ya vamos viendo».

DEBEMOS SER MÁS PROFESIONALES

Más en El Mercantil Valenciano

Compartir el artículo

stats