Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tecnología revoluciona el sector inmobiliario

La crisis del coronavirus ha impulsado el uso de herramientas digitales que están transformando la construcción y venta de viviendas. La inteligencia artificial permite automatizar procesos como la tasación de pisos y predecir la demanda de los compradores

La tecnología revoluciona el sector inmobiliario

La pandemia ha acelerado la transformación digital del sector inmobiliario. El uso de algoritmos basados en la técnicas de inteligencia artificial y el análisis masivo de datos (big data) ofrece una atención a los compradores más individualizada, personaliza ofertas e incluso permite hacer tasaciones automatizadas. Startups como Viviendea, CheckToBuild, Libeen o Inviertis (del denominado sector proptech y que tienen en común que han sido aceleradas por Lanzadera) han desarrollado herramientas que están cambiando el negocio inmobiliario con soluciones que permiten a los clientes establecer sus preferencias antes de que empiece una promoción, comprobar en 13 minutos cualquier desviación en los trabajos de construcción, transformar un alquiler en una compra de manera sencilla o invertir en la adquisición de viviendas con inquilinos conociendo el riesgo de impago. En el caso de las tasaciones, Institutos de Valoraciones ha desarrollado un sistema que le ha permitido automatizar las tasaciones.

El ecosistema protech reúne cada vez más servicios y herramientas cuyo objetivo es ofrecer

servicios digitales para dar respuestas a las necesidades de los clientes y profesionales del sector inmobiliario a través de big data, inteligencia artificial, machine learning (el aprendizaje automático de las máquinas), realidad aumentada y virtual o domótica. Instituto de Valoraciones incide en que «los profesionales del sector utilizan cada vez más este tipo de sistemas y herramientas para trabajar de forma más eficiente y productiva. Además optimiza procedimientos y abarata costes». Un ejemplo claro es el uso de la inteligencia artificial para ofrecer la atención al cliente a través de chatbots que eliminan la intervención humana. Por su parte, gracias al big data los profesionales del sector cuentan con información clave para poder tomar decisiones de negocio basadas en datos reales y objetivos, además de poder innovar en el negocio teniendo en cuenta las necesidades y deseos de sus potenciales clientes.

La startup valenciana Vivienda es un claro ejemplo de la utilidad del big data. Sergio López Alcover, fundador y CEO de Viviendea, ha desarrollado una plataforma en la que los futuros compradores de una vivienda de obra nueva plantean sus intereses para que el proyecto se ajuste a sus necesidades. La compañía ha intermediado en 29 promociones conectando a los clientes con los promotores para ajustar la oferta a la demanda. «Hemos creado desde cero nuestra propia tecnología. Tenemos un algoritmo que gracias al big data y al machine learning predice qué quieren los clientes. Llevamos seis años recopilando los deseos de los compradores», apunta López Alcover.

Para la fase de construcción, la firma CheckToBuild ha creado una herramienta de supervisión predictiva para evitar desviaciones en los proyectos. El sistema compara el proyecto del arquitecto con la ejecución real y permite controlar el progreso de las obras con una precisión de un centímetro. Alejandro Ruiz, CEO de CheckToBuild, explica que gracias a la inteligencia artificial que emplea su plataforma los constructores pueden detectar cualquier desviación. «Comparamos en 3D el proyecto original con la obra. En 13 minutos ya tenemos el resultado, en una operación que con el sistema tradicional se demora 48 horas. Las desviaciones más habituales son columnas desplazadas, fisuras que no se ven y problemas de inclinación», precisa Ruiz. El objetivo a medio plazo es conseguir predecir los fallos antes de que ocurran gracias a las técnicas de machine learning.

Rebeca Pérez, CEO de Inviertis, asegura que el sector inmobiliario «estaba muy verde» en el uso de las nuevas tecnologías. «Nosotros hemos nacido con una nueva propuesta de innovación tecnológica y de modelo de negocio. Tenemos una plataforma de inversión inmobiliaria para comprar propiedades con inquilino. Además, hemos desarrollado un algoritmo que predice el riesgo de impago por zona», señala.

Los expertos prevén un incremento exponencial de este tipo de técnicas que están transformando de forma radical el sector inmobiliario.

Compartir el artículo

stats