2 Billetes de AVE Gratis Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Tellado, número 3 del PP: "La marca del PSOE está dañada por las mentiras de Sánchez"

"Hay muchísimos dirigentes socialistas que no están de acuerdo con la deriva de Sánchez, pero no lo pueden decir", cree el vicesecretario de Organización del partido

El vicesecretario de Organización Territorial del PP, Miguel Tellado. LUISMA MURIAS

A Miguel Tellado (Ferrol, 1974), vicesecretario de Organización del PP, se le nota la escuela gallega del partido. Fue número dos de Alberto Núñez Feijóo en Galicia (desde 2016) y el líder nacional del PP le ha convertido en el encargado de mantener prietas las filas del partido de cara a las citas electorales.

En cierto modo, ustedes se plantean las próximas elecciones municipales y autonómicas como un examen previo a Alberto Núñez Feijóo de cara a las generales. ¿No es esa una apuesta arriesgada?

No creo que se plantee en esos términos. El ciudadano sabe qué vota en cada caso: estas elecciones de mayo no son una primera vuelta de unas generales. Se trata de elegir presidentes en doce comunidades autónomas, y alcaldes o alcaldesas en los 8.000 ayuntamientos de España. Son procesos distintos. Lo que sí creemos es que el desgaste electoral del gobierno de Sánchez, plagado de decisiones desacertadas, va a tener consecuencias graves para candidatos socialistas. La marca del PSOE está dañada, fundamentalmente por las mentiras de Pedro Sánchez. Llegó mintiendo al Gobierno y saldrá por todas las mentiras que acumula. Pero le insisto: son procesos electorales distintos. Si no fuese así no se entenderían comportamientos electorales dispares en los territorios. Son citas distintas, pero, en cualquier caso, el daño en la marca del PSOE por la mala política de Sánchez lo sufrirán todos los candidatos socialistas.

¿Cuáles son esas mentiras de Sánchez?

Pues llegó gracias a una gran mentira: que no pactaría con Podemos. Y tardó 48 horas en hacerlo. Dijo que no se apoyaría en los independentistas para gobernar y lo hizo a la primera ocasión para lograr el respaldo a sus presupuestos. Dijo que traería a Puigdemont para ser juzgado y ha indultado a los políticos del procés. Dijo que lucharía contra la corrupción y lo que ha hecho es abaratar las penas de malversación. Ha modificado el código penal para eliminar el delito de sedición en un proceso a la carta para beneficiar a personas con nombres y apellidos, de partidos que le prestan apoyo para continuar en el poder. La pregunta es: ¿en qué no ha mentido? Lo grave es que Pedro Sánchez a quienes más ha engañado es los que le han votado. Hay una inmensa mayoría de socialistas que no le hubiesen votado de saber que haría lo contrario de lo que prometió. Nadie cuestiona la legitimidad del Gobierno, pero hay una legitimidad en el ejercicio de un político. Uno puede cometer contradicciones, pero si alguien siempre dice una cosa y hace la contraria, entonces es el jefe de un gran engaño político. Por eso llevamos meses pidiendo elecciones ya y que los ciudadanos puedan juzgar la hoja de ruta de un presidente que ha engañado a todos todo el tiempo.

¿Quiere decir que aspira a que votantes del PSOE voten al PP?

Le insisto: no es que el PP gane al PSOE; se trata de salvar a España de Sánchez. Hay muchísimos dirigentes socialistas que no están de acuerdo con la deriva de Sánchez, pero no lo pueden decir, porque entonces les pasaría lo que a Joaquín Leguina: que los echan. El PSOE que conocimos no existe, y si alguien lo sabe bien es el expresidente socialista Javier Fernández, que trató de luchar contra las cosas que ha traído el sanchismo. Pero socialistas como él han sido expulsados y si abren la boca, los echan. El PSOE de antaño ha mutado en el partido sanchista, en el que él manda y el resto obedecen, entregados al narcisismo de un líder que vive en una realidad paralela. Porque el triunfalismo del gobierno no se corresponde con la realidad, que es que somos el último país en recuperar el PIB que teníamos antes del covid; somos el país con la tasa de paro más alta y el que ha visto crecer su deuda pública de una forma exponencial, no correspondida con la realidad económica. El relato de Sánchez no casa con la España real, en la que las familias viven apresadas en cuatro realidades. Por un lado, el precio de la vivienda se ha disparado un 20%; la cesta de la compra, por la inflación galopante, se ha incrementado un 18%; llenar el depósito es un ejercicio complejo y Sánchez ha aprovechado las fiestas de Navidad para ocultar la supresión de la bonificación al combustible; y, por último, pagar la calefacción y la luz es un suplicio para la gran mayoría de familias, que ahora están temblando esperando la factura de enero. Eso me recuerda a Rodríguez Zapatero, que tardamos una década en recuperarnos de su gobierno.

"El PSOE que conocimos no existe, y si alguien lo sabe bien es el expresidente socialista Javier Fernández: socialistas como él han sido expulsados y si abren la boca, los echan."

decoration

Volviendo a la pregunta… ¿esperan atraer a votantes del PSOE a la vez que pactan con Vox?

Nosotros nos presentamos a las elecciones para ganar y gobernar por nuestros medios. Nuestra propuesta es de un gobierno único y de unidad del PP. Por eso pedimos construir una gran mayoría social. Y por eso también llamamos a concentrar el voto y no pactar con nadie. Aspiramos a esa gran mayoría de 10 u 11 millones de votos, los que permitieron los gobiernos de Aznar y Rajoy, que afrontaron situaciones complejas derivadas de gobiernos socialistas que crean paro y destruyen riqueza. Queremos una gran mayoría social que permita gobernar desde la estabilidad. Si hay estabilidad política la hay institucional, se genera confianza y se crea empleo. Buscamos ese círculo virtuoso.

Pues no parece el escenario muy proclive a un férreo bipartidismo…

Venimos de una etapa caracterizada por la fragmentación electoral del arco parlamentario promovida por los partidos de izquierdas, que decían que cuanto más fragmentado estaba el Congreso, más representativo era. Eso no es verdad; lo que genera es más inestabilidad. Necesitamos un gobierno sólido, solvente, centrado en las cosas de comer, en las familias, en las personas. Esa es nuestra apuesta. El PSOE busca la fragmentación, la confrontación política y social para así conseguir los apoyos que le permitan seguir gobernando. Por ejemplo, el PSOE ha sido el mayor agente electoral del independentismo. A Sánchez le interesa que a Bildu y Esquerra les vaya bien, porque depende de ellos su continuidad en el poder. Sánchez no quiere solo que al PSOE le vaya bien. Él sabe que Bildu y Esquerra solo pactarán con él, y que el PP nunca se apoyará en ellos. Por eso le interesa que les vaya bien a estos partidos y a los populistas. Porque vive del desgobierno de España. Su futuro político depende de eso. Y nosotros creemos que España merece un gobierno que construya un país para todos, no que se apoye en los extremos. Sánchez persigue el poder por el poder. Nosotros creemos que eso no tiene sentido: queremos gobernar para resolver problemas, no para destruir la convivencia cívica que hemos establecido en 40 años de democracia.

"Sánchez persigue el poder por el poder. Nosotros queremos gobernar para resolver problemas, no para destruir la convivencia cívica que hemos establecido en 40 años de democracia".

decoration

Descarta coaliciones, pero ve bien integrar a nombres de Ciudadanos…

Estamos incorporando en toda España personas que en otros procesos estuvieron en listas de otros partidos, pero que hoy entienden que hay que apoyar al único proyecto capaz de echar a Sánchez y a todos los sanchistas que gobiernan. Por lo tanto, esta es la casa común, con las puertas abiertas para quien quiera incorporarse. Pero se trata de incorporaciones de forma individual, no acuerdos de partidos.

¿Entonces fue un error de cálculo lanzar las campanas al vuelo del fichaje de Begoña Villacís?

Lo que pasó ahí debería explicarlo la propia Villacís. El PP tiene un proyecto identificable, se sabe cuál es nuestro objetivo. Y tenemos las puertas abiertas a quien suma, desde luego. Pero tiene que ser el PP de Madrid el que decida si Villacís suma o no. Creo que ha sido un debate estéril que ha resuelto la propia interesada al decir que ahora optará a las primarias de Ciudadanos.

¿Qué plazo se fija para que estén cerradas las listas municipales?

Este fin de semana celebraremos una reunión intermunicipal en Valencia, a la que está convocada toda la estructura local del partido. Esperamos que a lo largo de este mes de febrero esas candidaturas estén listas. Buscamos ultimar todas las que quedan; es un proceso que en el conjunto del país está avanzado, y puede haber alguna dificultad en algún sitio que esperamos cerrar en semanas. Pero es importante entender que el escenario del PP ha cambiado mucho. Si en abril, cuando llegamos a la dirección del partido, las expectativas de victorias eran muy bajas, en estos momentos son muy altas. Eso nos obliga a ser más exigentes a la hora de buscar el mejor candidato.

Compartir el artículo

stats