ASUNTO TRATADO EN EL PLENO DE LA ASAMBLEA

El PP rechaza la propuesta de Vox de implantar el pin parental en Extremadura

El diputado de Vox Álvaro Sánchez-Ocaña ya había avanzado que el voto en contra de los populares no afectaría al pacto de gobierno

La diputada popular Sandra Valencia afirma que se garantizará el derecho constitucional de los padres a que sus hijos reciban la formación de acuerdo con sus convicciones

La diputada del PP Sandra Valencia, este jueves, en el pleno de la Asamblea.

La diputada del PP Sandra Valencia, este jueves, en el pleno de la Asamblea. / Asamblea Extremadura

Carmen Hidalgo Sancho

Nuevo desencuentro entre los socios de gobierno en Extremadura. El PP ha rechazado este jueves en el pleno de la Asamblea cumplir con el punto 32 del acuerdo de gobernabilidad alcanzado con Vox, relativo a la implantación del pin parental en la educación extremeña, aunque este término no se incluya explícitamente. Durante el turno de fijación de posiciones sobre la propuesta, que tuvo lugar esta mañana, los populares no dejaron claro cuál sería el sentido de su voto, por lo que hasta primera hora de la tarde, cuando ha tenido lugar la votación, no han constatado su rechazo. Como era de esperar, también se han posicionado en contra PSOE y Unidas por Extremadura.

En concreto, el punto de la discordia del pacto reza lo siguiente: «Garantizaremos la neutralidad ideológica de la enseñanza en Extremadura y fomentaremos la igualdad de oportunidades asegurando la libre elección de centro en todas las etapas educativas, así como el derecho constitucional que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación que esté de acuerdo con sus convicciones». Mientras PSOE y Unidas consideran que en el trasfondo de este artículo está el denominado pin parental, los socios de gobierno se desmarcan.

En el turno de exposición de la propuesta de impulso, el diputado de Vox Álvaro Sánchez-Ocaña defendió que esta tiene como objeto "revisar los currículos educativos y adoptar las medidas necesarias para la inmediata retirada de libros de texto y material educativo que contenga cualquier tipo de adoctrinamiento o contenido potencialmente dañino para la inocencia de los menores".

La diputada del PP Sandra Valencia manifestó que la Junta solo estudiaría la modificación de estos decretos siempre que hubiera "una demanda real" y se llevaría a cabo "contando con toda la comunidad educativa". Asimismo, aseguró que se garantizará el derecho constitucional de los padres a que sus hijos reciban la formación de acuerdo con sus convicciones y la neutralidad ideológica de la enseñanza, según lo recogido en el punto 32 del pacto.

El proponente se mostró contrariado por no saber exactamente cuál sería el voto del PP, "más que nada porque ahora sí que necesitamos ir a una y no darle a los señores del PSOE y Unidas por Extremadura el más mínimo resquicio para que abran una brecha" entre los socios de gobierno. Por ello, dejó claro que esta cuestión no afectaría al acuerdo con los populares: "Extremadura está por delante y vamos a cumplir el pacto de gobierno".

Por su parte, la diputada del PSOE Piedad Álvarez, criticó que la iniciativa de Vox buscaba implantar el pin parental y eliminar la libertad de nuestros docentes, desconfiando de su capacidad y pofesionalidad”. A su juicio, la propuesta iba encaminada a suprimir la autonomía programática de los centros, cuestionar la elección por parte de los libros de texto de los departamentos y claustros, así como a "censurar el aprendizaje de nuestros hijos y la base del mismo: el pensamiento crítico".

“Esta propuesta de impulso es una censura parental y no aparece en los acuerdos entre PP y Vox porque a raíz del acuerdo de Murcia la comunidad educativa se echó a la calle indignada y por eso han decidido no usar esa palabra”, aseguró la portavoz del grupo parlamentario Unidas por Extremadura, Irene de Miguel. Le recordó a Vox que "aunque digan que esto no es un pin parental y que esto es una malvada invención de la malvada izquierda es curioso porque viene recogido en su programa electoral de 2019, donde en su punto 21, dice de implantar el pin parental”.