15 de noviembre de 2018
15.11.2018

Sociedad

Fallera mayor y corte de 2013 celebran la boda de Patricia Marset Lara

La fallera de Nador-Miraculosa, preparadora física, contrajo matrimonio con Tony Balda

15.11.2018 | 13:46

La temporada de bodas enfila sus últimas semanas, pero los acontecimientos que se interrelacionan con las Fallas y con la representación de la misma, siguen produciéndose.

Patricia Marset Lara apareció en el mapa de la fiesta en septiembre de 2012. En una interminable elección de la corte de honor, cuyo veredicto se leyó a la una y media de la madrugada. Era la representante de Nador-Miraculosa, la última desde entonces. Supimos de ella que había cambiado el apellido del Marçet a Marset porque, tal como explicaba entonces, "mi padre nació en Mora d'Ebre y vino a Valencia con once años. Muchas veces, la cedilla se quedaba por el camino y se quedaba con Marcet». Sigue embebida en el mundo de la educación física: trabaja de entrenadora personal en la Clínica de Fisioterapia Corpore. Ese fue el hilo argumental de la foto personalizada que le haríamos meses después, en el Extra de Fallas de Levante-EMV de aquel año.


Y reunió a las compañeras de viaje (varias de ellas ya casadas también) de aquel año para su boda con Tony Balda, responsable de la firma Libro Ideas, liberías que operan en los centros comerciales Arena, Bonaire, Nuevo Centro y en l'Epicentre del Port de Sagunt. Se conocieron en el que Patricia llama "año de la suerte", por supuesto 2013, cuando estaba acabando su periplo por la corte de Begoña Jiménez Tarazona y ahora han contraído matrimonio en la Masía de Carmen.

La novia lució un traje de Jesús Peiró, peinada por JG Peluqueros, con la espectacular melena suelta y con maquillaje de Vicent Borrego. Los zapatos eran de Gloria Ortiz y los pendientes, la única joya que llevó, de Art Antic. Sabores falleros entre los responsables del estilismo. Como elemento prestado, las enaguas de la boda de su hermana. El novio llevaba un traje de chaqueta con chaleco de Hugo Boss.

La entrada fue especialmente original. Siguiendo la tradición, llegó primero el novio, pero poco después apareció sobre el techo de una furgoneta Volkswagen, en la que iba no sólo la novia y su padre y padrino, sino también la hermana y la madre. La familia al completo para disfrutar de uno de los momentos más especiales.

El viaje de novios lo empezaron en Japón. No llegaron a verse, pero conforme ellos acababan esa estancia llegaba, también en viaje nupcial, la hermana de la fallera mayor de València, Paula Civera. Del Sol Naciente se trasladaron a las playas de las Islas Phi Phi, en Thailandia, para practicar buceo, incluyendo Maya Bay, la playa donde se filmó la película del mismo nombre, protagonizada por Leonardo DiCaprio. Ahora, ya de regreso, una vida en plena forma escribe un nuevo capítulo en el libro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook