Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Silla rectifica y pide ayuda a la diputación para dar de comer a 40 escolares

En 2013 el gobierno local no solicitó la subvención al no hallar «ningún caso» pese a los usuarios que atiende el comedor social

La diferencia son 40 menores de un verano a otro. El año pasado el equipo de gobierno de Silla, dirigido por el popular Serafín Simeón, rechazó la ayuda económica que ofrecía la Diputación para mantener abiertos los comedores escolares y atender a los niños más desfavorecidos del municipio. Y lo hizo porque no encontró «ningún caso, pese a que en la localidad existe un comedor social que atiende diariamente a decenas de familias. Aquello provocó las críticas de toda la oposición, que incluso llegó a reprobar a la entonces regidora de Bienestar Social.

Un año después, el gobierno local ha rectificado y ha modificado la metodología para detectar a los potenciales usuarios de esta ayuda alimentaria. Y parece que ha dado en el clavo puesto que, en esta ocasión, ha encontrado 40 casos de menores de entre 3 y 16 años que necesitan la implicación de las administraciones para poder comer correctamente ante la escasez de recursos de sus familias.

Esta vez, el ayuntamiento ha enviado una carta a los padres de los niños escolarizados en el municipio, además de publicitar el programa alimentario mediante carteles e incluso un bando. No obstante, para algunos ediles de la oposición, como Valentín Mateos, de EU, la medida tampoco ha sido suficiente «porque habría sido necesario un seguimiento por parte de los técnicos de Servicios Sociales, que tienen que tener localizados a todos los posibles usuarios de esa ayuda», asegura.

El alcalde, por su parte, aclaró ayer que «Servicios Sociales ha aportado también información, además de consultar con Cáritas de Silla para conocer otros posibles casos». Los menores recibirán la comida diariamente en casa gracias al programa «menjar a casa».

Compartir el artículo

stats